Libertad!

Libertad oh grandiosa libertad, donde estas que no puedo ver, tu reflejo frente a mi espejo, detrás de este espejo solo veo carne y hueso, no me digas que ya te vas, no me digas que no volverás. Las noches que deje de llorar, esas noches que no podía declinar todo lo que había construido para poder escapar. Las cartas que de deje solo fueron para ver si regresabas a mi oh grandiosa libertad, esa libertad que levanta todo lo que ya no puede volar, aquellas alas que fueron cortadas prensadas y torturadas, no me mires así, solo quiero tu grandiosa libertad, oh lejana libertad, vuelve a mi no lo pienses mas…

Si te gustó, ¡compártelo!

Deja un comentario