Archivo de la categoría: Poemas

Espiral

Como los pétalos rodean la rosa, y el rocío toca mi frente, esta noche el espiral ha tomado el control de mi mente,
Por la mañana el viento acaricia mi rostro, el destino aun es generoso. Mañana estrellada reflejan mis ojos y mi boca aun silencia,
Hierba alta, atardecer difuso, mis pies aun no pueden trazar el curso,
Camino estrecho intimidan mis manos, y mirada apresurada para contemplar, aquella galaxia ínfima de estrellas al azar.

Si te gustó, ¡compártelo!

Pensamientos De Delantal

Unos días me siento melisa y otros días pimienta, en ocasiones mis pensamientos están enredados como tallarines en el almuerzo,
A veces me siento tan usada como tela de limpia piso y tan aplastada como tortilla de disco,
Pocas veces me siento deseada como postre de helado después de almuerzo y muchas veces odiada como sin sal para la ensalada.

Si te gustó, ¡compártelo!

Etiquetas

No son una cosa, pero así son tratados, te tomas el tiempo de escoger según tú el indicado
Pasas horas frente al computador buscando cual se ajusta mejor a tu colección
Recorres las tiendas, no miras el precio, pero si su apariencia. Que no te gusta el estampado o que es muy grande y te sientes abismado
Finalmente tienes según tú el indicado, ese de la marca registrada. Lo tienes entre tus manos sabiendo que te salió caro, ya todos lo tenemos claro
Sales a la calle, y ves que la acción que hiciste tal vez fue la equivocada
Si hubieras mirado a tu alrededor no te hubiera salido caro, porque ese perrito en el callejón abandonado no es grande ni estampado
Ese perrito no es de etiqueta, pero no lo viste y sus ojos estaban triste y solo te fuiste
Volviste y entendiste que aquel perrito necesita ser querido y no hiciste fila ni recorriste tiendas para encontrar el indicado.

Si te gustó, ¡compártelo!

Angustia

Tengo el corazón vacío y mis pies están sobre un piso frío, la ausencia ha tomado el control de mi casa y la pena arrasa,
Voy de prisa y entro a una habitación en donde imparte de juez la melancolía y los testigos mis recuerdos.
No visto bien para la ocasión, pero si, para el estado de mi mente y corazón
No hay quien me levante, mis pies ya están hundidos entre el lodo de mis pensamientos,
Veo una luz, pero esta distante, tal vez si miro más de cerca ya no esté distante y divise lo que para mí es importante.

Si te gustó, ¡compártelo!