¡TE EXTRAÑO, Pero, Me Amo Más!

Como el agua se desliza entre los dedos
El aire nos roza el cuerpo trayendo con ella una brisa
Tú amor se desvanece con las mentiras y acciones;
La falta de interés ya corta todo lazo que se tenía

He aprendido que no se puede ser feliz sin amarnos
Podemos vivir a pesar de las duras y tristes situaciones
Lo que no está permitido es arrastrar desechos al presente
Como si no conociéramos nuestro Valor.

Te lloré mares, sin saber lo que había detrás
Agradezco lo vivido más no la sinceridad que te faltó como persona
No lo creí perfecto, sin embargo, lo gozamos como niños
De aquellos que no se iban a hacer daño; de los inseparables y aún así… No bastó.

Dicen que el amor es fugaz, lo que nose dice es;
¿Para quién? ¿En qué momento empieza a desvanecerse?
¿Por qué desgarra tanto el alma y te quita la esperanza que habías puesto en esa relación?
Tanto que falta el oxígeno y se te lleva la vida en el proceso.
No debería ser tan doloroso y devastador. No Debería, pero, ¿Qué se hace? Vivimos en una era Virtual.

Si te gustó, ¡compártelo!

UN BESO AL ALMA

El recuerdo de la primera vez
No se me va de la memoria
Porque aún tengo presente
Nuestra noche, fecha y hora


Fueron tantos días, noches y años juntos
Que contigo momentos compartí
Cómo niñerías, alegrías, tristezas y lujuria
Y que algún día sin pensarlo volvería a repetir


Quisiera estar ahora entre tus brazos
Con la radio a tope encendida
Estando juntos muy contentos
Haciendo el amor a escondidas


Visitas inesperadas, celos sin ser nada
Miradas que nos dábamos cuando alguien nos rodeaba
Nuestros cuerpos indecentes encendían una llama
Que con sólo un roce nos comíamos hasta el alma.

Si te gustó, ¡compártelo!

MIRADAS

Miradas que dicen todo

Las miradas expresan lo que en ocasiones no logran hacer las palabras

Siempre había pensado que uno de los mayores regalos que se le había otorgado al ser humano, era el poder ver, ver todo cuanto le rodea y más.
Sin embargo, tenía la firme convicción de que no todos conocían y practicaban el arte de contemplar, admirar y ver más allá de lo que físicamente el órgano que posibilita la visión lograba ver. Y ella, sin dejar la modestia de un lado, estaba convencida que era de las pocas personas cazadoras de magia cuya única herramienta eran su ojos; sus grandes y redondos ojos color marrón.
Desde muy joven se había sentido fuertemente atraída por ese par de detectores de luz que solían adornar perfectamente un rostro, era  quizás el rasgo que más admiraba en alguien. Estaba convencida que en su locura, siempre había un par de bellos ojos de por medio.

Sin embargo ocultaba bien, en lo más profundo de su mente y corazón, allá en el cofre de los valiosos recuerdos del alma, aquellas miradas que jamás podría olvidar.
Era una amante del cielo, las estrellas y la luna. Podía pasar horas contemplándolas sin llegarse a cansar ni un solo segundo, tenía la plena certeza de que de esta manera se recargaban sus ojos de vida, belleza, tranquilidad y pureza.
Y estaba completamente segura que era esto lo que lograría transmitir a otros.

Pero no era solo eso, el toque secreto estaba en la mirada, era casi como un complemento.
Sabía bien lo que una mirada causaba, era consciente del poder que al menos sobre ella podía tener.
Muchas veces pensó en lo ambigua que puede resultar una mirada; lograba llamar por completo su atención el que esta tuviera la capacidad de construir o destruir con la misma intensidad.
Recordaba pocas miradas, a lo largo de su corta vida eran pocas las que habían logrado revolcar todo su ser.
Se había tropezado con muchas vacías, frías y sin sentido las cuales no lograban trasmitir absolutamente nada. Consideraba que era más lo que había podido ella observar, admirar, detallar y descubrir que lo que había logrado penetrar en su mundo.

Olvidaba un detalle importante, eran realmente pocas, casi que mínimas las personas con las que lograba sostener la mirada más de 10 segundos. Sabía bien que había otras que ni siquiera conseguía mirar. ¿La razón? Lo que ella consideraba una virtud, una cualidad y casi que un don… era también su debilidad. No lograba resistirse a un par de lindos ojos y una mirada interesante, cautivadora y profunda. Le atraía tanto, nacía en ella una gran admiración, se podría describir también como algo hipnótico, la desarmaba por completo.

Esa era la razón por la cual se había perdido, y tratando de encontrar su rumbo y volver a la realidad se deshizo por completo. Había caído en una profunda y oscura mirada que la había condenado, la había hecho perder por completo la razón.
En su camino, temerosa con lo que sus ojos se pudieran encontrar; mantenía la mirada baja, tímida, prevenida y siempre buscaba evitar cualquier tipo de contacto.

En la oscuridad, la claridad de un par de luces lograron despertar en ella una gran admiración, un deleite, una fascinación.

Sin lugar a dudas esos bonitos ojos le atraían, la miraban de tal manera que era imposible no sentir como se inundaba de alegría.
En esos momentos sentía que la ternura la abrazaba. La hacía tan feliz…

Pasaba los días pensando si era solo parte de un sueño o producto de su imaginación, era tan fantasioso que no podía ser real.
Encontraba en las estrellas el brillo de esos lindos ojos, su innegable profundidad, suspiraba recordando la manera en que esa mirada…

Si te gustó, ¡compártelo!

Tiempo.

Pasó el tiempo, y de repente, tenemos diez años más

menos para vivir, pero cuando me besas así

qué importancia tienen los minutos

si en cada segundo me haces inmortal.

Pasó la vida, y de repente, parece que todo sigue igual

pero no hemos vuelto a ser una hoja caduca

que cae en  una  hoja perenne

sobre el árbol plantado en medio de la felicidad.

Así que sentí, que tenía que incendiar mi vida

para amarte, sin quemar tu deseo

jugué con tu cuerpo, hasta derretirte

sobre tu piel, fui el sol que secó tu rio de desilusión.

De un día sin nombre, hiciste el mejor día de mi vida.

En la oscuridad de mi alma, sin temor, entraste

profanaste mi sueño, abriste mis ojos

para que la vida me mirase de forma diferente.

Así que decidí prenderle fuego a tu vida

para amarme, sin quemar mi deseo

jugaste con mi piel, hasta saciarte

tus huellas fueron mi sueño convertido en realidad.

Del sendero al camino, del paseo al malecón.

El viento cálido despeina tu cabello

hacia la ola que rompe en tus piernas

la brisa suave de tus besos azota mi revolución.

En la ciudad sin corazón

tu claridad amaneció en mi abismo.

Tu silencio durmió mi cobardía.

Tu ausencia es mí letanía.

Tu abrazo es la espada

que atraviesa mi coraza de guerrero

que mata mi fragilidad inmensa.

Tu amor la convierte en serenidad extensa.

Así que decidí incendiar mi vida

con tu libertad, busqué la mía.

Un fuego se apagó, en medio del incendio

como siempre, el miedo, se impuso al deseo.

Así que decidí incendiar mi vida

con la paz de tu alma

que es una catarata de amor

que cae sobre mi corazón.

Que calma mi muerte

de estar un año

sin poder verte.

Si te gustó, ¡compártelo!

En Tu Cumpleaños


Hoy que es tu cumpleaños
Me vienen tantos recuerdos
Cargados de sentimientos
Y de alegrías que extraño.
Han pasado tantos años
Y aún me duele tu ausencia
Añoro cada vivencia
Cada momento a tu lado
Y tú muerte se ha llevado
Mi niñez y mi inocencia.
Nunca he vuelto a revivir
La alegría, el entusiasmo
Pues al pensarte te extraño
Y me cuesta sonreír.
Tu presencia vive en mí
Tus consejos, tus palabras
En mi mente me acompañan
Y me ayudan a vivir.
El saber que te perdí
Y ya no puedo mirarte
Siento ganas de abrazarte
De decirte que te quiero
Miro entonces triste al cielo
Ansiosa por encontrarte.

Ask
24/7/2021

Si te gustó, ¡compártelo!

Alguien escribió lo que querés leer y está acá. Animate a escribir vos también.

A %d blogueros les gusta esto: