LA BELLA Y LA PANDEMIA. (DÍA 4)

-Día 4- 

En la tarde me encuentro con la noticia de que Colombia va a tomar medidas preventivas por el virus, entre ellas el cierre de fronteras por un periodo de 30 días.  — Se están tomando las cosas en serio —, le digo con alivio a Line que me pregunta por la situación en mi país. Pero cuando me quedo finalmente sola en la cocina hago lo que puedo por ignorar la insoportable angustia que me genera pensar esa puerta de regreso cerrada así sea por algunas semanas.  

Cuando Estella llega a la cocina estoy sentada mirando hacia la nada. En ese momento no quería hablar con nadie y menos con ella, así que le sonreí y pretendí que estaba concentrada trabajando en algo. Muy a mi pesar la generosidad de mi coloc (1) y el control que tenía sobre todo se estaba volviendo un peso para mí. Era una dinámica de poderes donde yo tenía todas las de perder, donde sentía que no tenía mucha voz ni voto en nada por miedo a parecer desagradecida. Me di cuenta que desgraciadamente había convivido toda mi vida con ese tipo de dinámica, después de todo la infinita generosidad de mi abuela no podía ser solamente una virtud cristiana.  

Llega el momento del apero y yo hago Gin-tonics para todos. Todo el mundo está de buen humor para la cena incluida yo. Después de la cena tomamos la tisane (2) y compartimos una tableta de chocolate. Ellos empiezan a jugar la belote(3), que para mí es como una especie de póker francés, que intento entender y que Line se esfuerza por explicarme pero que parece que no está entrando en mi cerebro como debería.  Me conformo con asociarme con Line para ver sus jugadas y me digo a mí misma que algún día hare el debido esfuerzo de aprender a jugarlo sola.  

1 día antes del confinamiento:  

Abro Youtube para buscar el discurso de Macron.  Su voz y sus maneras pausadas hacen que pueda entender todo lo que dice.  En el minuto tres anuncia que ha decidido poner a la población en confinamiento obligatorio al menos por dos semanas. Dice que Francia está en guerra, me pregunto si habré entendido mal, pero lo repite varias veces. 

 — Estamos en guerra! —. 

Cierro la tapa del computador un poco confundida.  

Voy a la cocina por un vaso de agua y de la nada empiezo a hiperventilar. Agarro mi celular y escribo con manos temblorosas en Google: 

¿Qué hacer cuando tienes un ataque pánico? 

(1)coloccolocataire: Compañero de piso.  

(2) tisane: Aromatica.  

(3) belote: Juego de cartas francés. 

Si te gustó, ¡compártelo!

Soledad

la soledad me abraza, 
Me deja abrumado,
En mi mente arrasa
Y me deja agotado

Mi querida amiga soledad,
Siempre tan fría y distante
Me tiene atrapado en la realidad
En mi pecho un ataque fulminante

Me siento mal al estar contigo,
No me dejas solo nunca
Siempre siendo mi abrigo,
Teniendo una voz amarga y ronca

Siendo la única a mi lado
No me dejas ni siquiera un instante
No puedo estar enamorado
Por que tu eres una farsante
Si te gustó, ¡compártelo!

El Miedo Corona

¡Cof, cof, cof!

Cantando y tocando

a millones de corazones

 atolondrados ha acurrucado.

¡Cof, cof, cof!

El miedo Corona,

a la compañía permanente

de agua y jabón

nos ha obligado.

¡Cof,cof,cof!

Por ahora,

el cielo luce despejado

y respira calmado.

¡Cof, cof, cof!

¡Uyyy…!  Al verse ampayado,

de puro susto,

chiquitito, chiquitito,

el miedo Corona

en un rincón se  ha quedado.

Si te gustó, ¡compártelo!

La Bella Y La Pandemia (Días 2 Y 3)

– Día 2-

 Despierto en total oscuridad y busco a tientas mi teléfono. No lo encuentro en la mesita, pero de la nada se encienden unos números azules que me dejan saber la hora. Los números vienen de un despertador de madera muy New Age (1) que contrasta de manera muy extraña con los muebles y las viejas fotografías de la habitación. Ya son las nueve y cuarto de la mañana cuando por fin abro las puertas de madera de la ventana. Escucho los pasos de Estella en la cocina. En medio del desayuno ella me dice que sus hermanos van a venir a quedarse con nosotras. No sé cómo tomarme esa noticia, me tomo lo que queda del té deseando que fuese tequila. 

  Después del desayuno Estella se va a recoger a su hermana al aeropuerto y yo me quedo sola. Siento que tengo una gran urgencia de revisar la casa de arriba abajo y descubrir todos sus secretos. Abro un viejo diccionario para buscar una especie de aprobación mística y la primera palabra que leo es: Imprudent. (2) 

Decido mejor salir a leer para aprovechar el sol. 

 
Unos sonidos extraños, como de jadeos, interrumpen mi lectura, antes de lograr mirar atrás dos perros me pasan de largo corriendo, los veo alejarse hasta perderse en los primeros arboles del bosque, miro atrás y no veo ningún humano acompañándolos, me quedo inmóvil esperando a que algo pase, después de algunos minutos de silencio escucho el carro de Estella en la entrada. Abro la puerta con alivio.  

(1) New Age: (EN) Nueva era.  

(2) Imprudent: (FR) Imprudente  

-Dia 3- 

 Ahora somos cinco personas en la casa. Estella, sus hermanos mayores Line y Sebastien. Rebecca, la pareja de Line, y yo. Todos almorzamos afuera para aprovechar los últimos días de sol y calor de la semana. En medio del festín pienso con confusión que tenía un poco de curiosidad por conocer al hermano de Estella, pero es ahora a Rebecca a quien no puedo dejar de mirar.  

Después de levantar la mesa voy a hacer las compras de la semana con Line y Rebecca. Nos repartimos los artículos de la lista, el ultimo que tengo a mi cargo es el papel higiénico, me dirijo al pasillo donde debería estar, pero todos los estantes están vacíos. Una señora detrás de mi putea y me dice que ya van dos semanas en las que esa sección esta así. Encuentro unas toallitas de algodón como alternativa y después de darle las malas noticias a mis compañeras me voy a buscarme una botella de Gin.  

Entre todos hacemos la cena y yo no puedo evitar ser más Nulle (1) en la cocina. Veo de reojo a Rebecca cortando un puerro sin esfuerzo, ella ve que la miro, me sonríe y sin dejar de cortar me dice no sé qué disparates en un perfecto español.  

 
(1) Nulle: Nula. Expresión en francés para decir que eres muy malo o muy torpe en algo. 
 
 


Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.

Si te gustó, ¡compártelo!

Alguien escribió lo que querés leer y está acá. Animate a escribir vos también.

A %d blogueros les gusta esto: