Siento Tu Respiro

Y tu cuerpo junto al mio sudado y siendo amado..
Y tus sueños junto a los míos, reto de un amor apasionado..
 Y tus labios, y tus senos, tus muslos los acaricio con mi mente..
Es tu mirada, es tu sentir es tu alma apasionada la que vive dentro de mí..
Es tu ser de mujer que acaricia mis sueños.
Como el viento en verano suave y fresco acaricia tu cuerpo
Es tu pensar que me despierta soñando que estas a mi lado..

Siento tu respiro
Luz.

Si te gustó, ¡compártelo!

TU VALIOSO SER

Quisiese observar lo valioso de tu ser; infinidad de colores te conforman, en un estallido se mostrarán.

Siempre esperando que un rayo de sol refleje nuestro verdadero ser, pero solo basta con los ojos correctos reconociéndonos más allá de lo que pretendemos ser.


Autora: Gabriela Valencia

Si te gustó, ¡compártelo!

Mi Libro

E escrito un pequeño libro que es llama s”es tu propia jefa, le subí a Amazon con el nombre de mi hija Angélica.

Espero tener algo de suerte y tener dinero para alimentar a su hermana Alicia.

Que en estos momentos está viviendo en Francia y me gustaría poder traerme la a España, pero no puedo.

Si te gustó, ¡compártelo!

Entre Las Calles

Siameses caminaban
Por aquellas calles
Donde los delirios
Pasaban sin aviso
Y las quimeras divagan
Como el propio olvido
Donde los lobos
Preferían esconderse
Y las mujeres
Comían los corazones
De borrachos olvidados
Por el amor
Las calles eran frías
Igual que las niñas
Que desde temprana, edad
Les tocaba aprender a madurar
Drogas en las esquinas
Bares abiertos todo el día
Que era más visitado
Que la alegría
Las iglesias cobraban un peso
Por ostia y confesiones
Las calles más oscuras
De la ciudad
Donde es escasa la felicidad
En esas calles donde me sentaba
Yo, a escribir poesía
Las miro y siguen igual
Desoladas entre la penumbras
Las calles de las que nadie
Les gusta hablar.

Si te gustó, ¡compártelo!

A LA DERIVA

El viento de la nostalgia arrastrándome hacia el lado opuesto, viendo como te pierdes en la lejanía, pues soy un barco a la deriva y tú eres el faro que guía mi camino cuando las olas del mar me golpean con su impetuosidad.

Es lo brillante de tu ser lo que hace que regrese al lugar en el que soy feliz. Verte a los ojos es contemplar la inmensidad de cielo y mar.

Autora: Gabriela Valencia

Si te gustó, ¡compártelo!

Alguien escribió lo que querés leer y está acá. Animate a escribir vos también.

A %d blogueros les gusta esto: