Archivo de la categoría: General

Te Amo

estoy tan enamorada de ti

pero no se si tu de mi

Pero te miro y iluminas todo dentro de mi

Cuando te conoci y te mire

No se que paso pero me enloqueci

Cada noche me acuesto pensando en ti

Y sueño que estar contigo me haria feliz

Paso el tiempo y yo sabia que se iba a cumplir

Y ahora que estamos juntos

No puedo evitar dejar de sonreir

Por eso no dejo de apreciar el dia que te conoci

Te amo tanto que pasari un dia sin dejarte de abrazar

Por que el dia que yo deje de vivir

Ese sera el dia que yo te deje de amar

Si te gustó, ¡compártelo!

¡Gracias Al Covid!

Cuento para toda la familia

De un lugar muy lejano y acompañado del señor miedo, llegó un día al Perú. Los que lo han visto, dicen que a su cuerpo le rodean muchas puntas.  Solo se le puede ver con un microscopio. Se mete  a los pulmones y luego te da la gripe. Los doctores lo llaman “COVID-19”, y la gente “Corona, coronavirus, microbio, bicho o Covid”.

Los noticieros decían que cada día aumentaban los contagiados y otros morían.  El presidente ordenó que todos se queden en  sus casas. Los policías y los soldados del ejército se encargaron de ver que los hombres y mujeres  lleven mascarillas y guantes. Y  que  no se amontonen para ir al mercado, banco, farmacia o centro de salud. Los niños no podíamos salir para nada. Cerraron  los colegios y la mayoría de padres  dejaron de laborar.

¡Yupi, más vacaciones!, gritamos mi hermano y yo. Nos levantábamos tarde y veíamos muchas pelis. Pero, al pasar los días, la  cara de papá se puso más preocupada. A él le gustaba mucho escuchar y ver los noticieros. Hasta que un día empezó a toser, le dio fiebre y le dolía el cuerpo.

Mamá le preparó un jarabe con ajos, cebolla y kión. Cuando sanó jugaba más con nosotros. Nos divertíamos con la chapada, las escondidas, a hacer voces extrañas de viejitos, bebés y niños. Aprendimos  el juego de los incas llamado “El zorro y las ovejas”, damas, monopolio y cartas.  Sumábamos, restábamos más rápido, y yo aprendí a barajear. Otras veces, cantábamos  las canciones de la iglesia,  las que a mamá le gustaba y las de la escuela. Y solo algunas veces bailábamos los cuatro. Nuestro día terminaba con los cuentos que papá y mamá inventaban.

En el 2020 las  clases fueron  por la televisión y por el internet. A mi hermano no le gustaban sus clases de inicial. Mamá dejó de laborar y se puso a ayudarle. Papá lo hacía  desde casa, en la computadora y su celular.

Nosotros ayudábamos en la cocina, a limpiar la casa, lavar los trastos y nuestra ropa interior. Al vernos mamá sonreía y decía, ¡Gracias al Covid!

Papá salía a comprar y nos contaba lo que pasaba en las calles. Decía que en el carro todos viajaban sentados y se viajaba rápido.   Más gente utilizaba bicicleta, y más personas vendían en las calles y otro tanto pedía alimentos  dentro de los mercados y de casa en casa. Ese día, comí poco y me acosté pensando.

Aprendimos un montón de este virus. Inventamos poemas cuentos, juegos y hasta soñábamos con él. Comíamos más verduras y cereales de la sierra que tenían sabores extraños. Y nos hicimos muy, pero muy amigos del agua y jabón.

Ahora, que ya terminó el “quédate en casa”, extraño a mis amigos, profesores, al patio, el recreo y todo mi cole. Rezo  para que todo se arregle, aunque no sea lo mismo.. Algunas amigas  se han ido  a la sierra y a la selva. Además, los vecinos y amigos están raros, nos saludan de lejos y apenas nos miran. Mi hermano pequeño pregunta ¿Por qué ahora todos son Batman? Mamá dice, qué a los cinco y nueve años,  aun no podemos entender la realidad completamente.. Entonces, yo pienso para mi solita y pregunto ¿Alguien me puede hacer entender, por favor…?

Si te gustó, ¡compártelo!

No tiene explicación alguna
Se siente en los momentos más inesperados.
Su magia es conexión astral y también espiritual, con otra persona al igual que co n un familiar, o que sea cercano!
solo le dieron ese nombre para identificarlo, pero efímero.
No se engañen al demostrarlo,
porque el nace solo sin esperarlo.
Se siente en el estomago,
como si existiera un zoológico.
Algunos, solo lo evaden,
otros, lo plasman en versos o quizás prosas.
Puede manifestarse, en forma de musa, como también se genera en poesía,
es canto,
es melodía.
Como puede ser la locura de dos almas en una noche tibia.
En general, para mí es arte,
que me hace sentir admirable ante su forma de llenarnos de vida,
eso es … ¡El Amor!

Si te gustó, ¡compártelo!

Perdida

Entre cuatro paredes relucen mis miserias y realmente ya no me importa. Sentada en el diván desde hace unas cuantas horas, simplemente miro hacia la ventana con aires de resignación, como quien se conforma con la iniquidad interpuesta en su destino. El cielo dejó de inspirarme hace mucho tiempo y los amaneceres perdieron el romanticismo de los viejos tiempos. Mis mañanas se hunden en las ruinas de una monotonía insalvable, y sinceramente ya no hay nadie que pueda rescatarme de mi propia perdición. Cada quien es su abismo en una guerra sin cuartel, y yo lo he sido durante toda mi vida.

Es posible que aún me quede tiempo para alumbrar mi corazón y erradicar la apatía que me ha dominado desde siempre. No quisiera ser tan dura conmigo misma, pero es a lo que me he acostumbrado y me costaría deshacer aquella identidad con la que convivo a diario. Es lo que me ha hecho fuerte. No puedo cambiar los hechos ni reparar los daños, pues el tiempo avanza sin piedad alguna y solo puedo aferrarme a aquello que todavía me pertenece.

Lo que no te mata te hace más fuerte, reza el refrán. Una verdad infinita que se manifiesta en nueve palabras tan certeras como el significado que habita en ellas. La realidad me ha empujado a descubrir mi propia entereza y es un hecho que no puedo negar, pero a cambio suelo esquivar lo que siento como si se tratara de una agria condena. Puedo proteger mi cuerpo, pero no lo que hay que detrás de él, y ello me desorienta hasta límites insospechados. Si pudiera encontrar una respuesta a la vorágine que perturba mis días, sería capaz de sentir una dulce pizca de alivio, pero como la corriente suele arrastrarme a los abismos sin cesar, solamente me queda vivir con la utopía de lo bello, de lo hermoso, de lo inalcanzable.

Si te gustó, ¡compártelo!

La Verdad En Un Lienzo

Divino lienzo en cuya superficie se plasma mi alma entera. Los sentimientos se sumergen en una alegría infinita al saberse conocedores de un paraíso profundo. El pintor está destinado a pincelar incesantemente todos mis deseos sin detenerse, pues la corriente de la pasión no entiende de límites precisos, ni siquiera les presta atención. La razón se transforma en un estorbo que parece no encontrar un lugar jamás, y quién sabe cuándo lo hará, pues tampoco quiere abandonar las lagunas de la mente humana al reconocerla frágil en sus maneras. La perpetua lucha de las emociones con el sentido más rígido de la conciencia se palpa en el corazón de quien traza las líneas de su intimidad, que no es nada más que el cúmulo de las verdades incuestionables que se esconden en el alma.

El producto de todas estas colisiones intrínsecas se vislumbra a través de un cuadro. Aquel cuadro donde todo puede verse reflejado con una pureza honesta. La obra que trasciende por su magnitud incalculable habla por aquellos seres que no pueden alzar su voz, con la posibilidad de cavar un hoyo entre mil y un almas perdidas. La soledad parece esfumarse por unos pocos segundos, y en un instante tan efímero, los corazones parecemos entendernos los unos con los otros. Una sensación que casi siempre dura poco y está destinada a desaparecer al poco tiempo de percibirla.

En el fondo, es poco probable que uno alcance a comprender el calibre de sus emociones, porque la realidad es que el individuo casi nunca acierta en el proceso. A veces la identidad permanece oculta por causa de la ignorancia interna, la misma que azora al ser todos los días, pero aún se manifiesta la esperanza de un hallazgo, aunque sea en lo más minúsculo de la burda existencia, porque el verdadero ser está presente, tan presente como las obras que perduran en el tiempo. Lo pasajero se reduce al cuerpo, pero las maravillas del interior volarán con locura por los aires de la eternidad.

Si te gustó, ¡compártelo!