El olor a café!

El café de mi tierra,
ese olor fuerte que despierta hasta al muerto.

Ese olor que levanta muertos sin decir palabras,
ese olor que no se compara ni a la de tierra mojada.

Ese olor que me llama o la que yo llamo hogar.

El olor café de montaña de mi pueblo, de mi casa es
pura melancolía.

Si te gustó, ¡compártelo!

Deja un comentario