Exigencias del alma

Fui en busca de ti y no estabas,
¿Que paso con aquellas noches mal gastadas?,
donde me contabas tus secretos,
donde yo era capaz de llenar tus huecos,
tu alma me pedía: Quédate, mantenme a salvo, no me dejes sola,
mi alma respondía: Jamas estarás sola, yo estaré aquí, en la sombra,
analizando tus pensamientos, escuchando tus sollozos,
llantos, fueron tantos,
que perdí la cuenta.

Autor: R.H.PEREZ
Derechos de autor reservados

Si te gustó, ¡compártelo!

Deja un comentario