MUSA

Fina musa danzante de jazz , tu que te vestiste de carta de as , tu que diste esperanza a los prisioneros de alcatraz echa el tiempo atrás donde existan más la hierba la coca y el aguarrás.

Vuelve el tiempo atrás llévame a un lugar en el cual feliz estar sin la mustia incertidumbre de predecir lo que será a donde no vea al titán cronos echar mano de mi lomo y las fieras no estén a la espera de lo poco que aún queda de este ínfimo ser que llego a pisar el tierra un 21 del tercer mes gregoriano.

Tiempo y espacio en el que vivo lugar donde los niños andan rápido y los ancianos caminan despacio, donde hay un auge del desprecio, del cansancio y el hastió corre como rió mientras yo trato de fingir y sonrío a los labios de mi amada que no es más que la quemada imagen de la decimonónica ruina que nos hizo perecer.

Perecimos como ya lo había hecho julio cesar en las guerras cantabraces ¿yo? Yo solo puedo pensar en que me abraces oh musa de los cuatro rio del edén venga mi tu sabia de ámbar que esclarece la mente del hombre y le da una nueva esperanza , que tal vez no alcanza ni siquiera para mirar al mañana pero to aquí espero y espero y espero como perro a tus faldas porque ya lo dijo san mateo no soy digno de que entres a mi casa pero una palabra tuya bastara para sanarla.

Si te gustó, ¡compártelo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.