POLITICA LA MISMA DE SIEMPRE

M de Política  “La misma de siempre”

Cuando era niño mi padre siempre me decía, hay que ser godo para que fluya tu sangre liberal;

Hoy siendo ya un adulto me pregunto qué puta sangre debo tener para encajar o poder comer en esta sociedad.

Que locuras de la vida sentarme a escribir para un sin número de personas, de amigos, de hermanos, de buenos compatriotas que aún creen en un loco hablador de MIERDA llamado POLITICO,  en fin la vida misma nos obliga en muchos casos a seguir un personaje de estos que nos pone a soñar, a correr, a invertir y hasta perderlo todo, al final por qué?  Muchas veces por nada como en otras por un simple puesto o una verraca corbata.

Mi tierra o más bien este hermoso país siempre ha sido de cultura política, acá hasta el chorizo paisa le ponen color, al patacón le ponen partido, a la oblea le ponen slogan y hasta a un sancocho lo titulan como candidato, en fin cualquiera de estos casos hay que votar por alaguno y terminar por digerir y aceptar quien nos gobierna; recuerdo mucho un personaje del barrio donde crecí al cual mi padre apoyo hasta que fue licenciado y maestro de escuela; sin querer mi mejor ejemplo mi padre el que aún sigue siendo hoy en día, embargo nuestra casa para dar estudio a este hablador de MIERDA, ustedes mis queridos y respetados lectores se preguntaran por qué me refiero así de este ilustre maestro, pues cuando regreso hecho un profesional a mi querida región, obvio lo primero que se le ocurre a mi padre es llevarme donde el magnífico y gran maestro que años atrás apoyo para que fuese un profesional y persona de bien, y  no se imaginan lo espectacular que fue ese encuentro lleno de calor – pero no de calor humano, de calor de bienvenida, para nada el calor eran tan intenso que el tinto nunca se en frio o bueno la aromática pues ni un tinto por lo menos hubo, claro llegamos a un salón o más bien a una sala de espera inmensa con mucha gente y al final del pasillo había una gran puerta donde esperaba a sus visitas las cuales recibía por espacio de 10 minutos, en fin estuve con mi padre no haciendo lobby sino esperando que nos contaran la misma historia llena de MIERDA que todos saben contar, habiendo pasado unas 3 horas el gran personaje decide hacer pasar a mi ejemplo de vida y por supuesto a su nuevo profesional, bueno vinieron los saludos y remembranzas de toda una vida, cuando llegamos al grano de la visita el querido maestro sin tapujo nos preguntó y de la misma manera contestamos, y de nuevo les repito mis queridos amigos  no se imaginan lo seguido….., pero bueno se los iré contando a medida que nos adentramos más en esta cultura de la MIERDA como la he titulado, pasados los meses y en vista de que no me salía nada de trabajo después de obtener mi título como profesional decido viajar a la capital, para muchos el epicentro de las oportunidades, personalmente para mí la ciudad del desarrollo en todos los aspectos de la vida pues ahí estudie, me prepare, crecí como ser humano, conocí de cerca la MIERDA en todos sus tipos y colores y  la cual da origen a esta historia, en fin en esa capital aprendí a vivir con o sin dinero, ahí me enamore teniendo amores y desamores hasta encontrar a la madre de uno de mis motores de lucha diaria mi hijo mayor con el cual soñé desde que Dios decidió mostrármelo un día cualquiera de oración, en fin y sin tanto melodrama llegue a la capital a inicios del año 2003 cuando se escuchaba mucho del partido Alas y de las alianzas de otros, me instale en un hotelito donde solo dormía y me bañaba y de donde todos los días salía a buscar lo que me depararía los años venideros, empecé a trabajar con el gobierno municipal no en el cargo que me ofrecieron pues por convicción y principios cedi mi puesto a un buen amigo que ya estaba trabajando y al cual retirarían por darme ese! su lugar desde hacía varios años, mas sin embargo me quede trabajando con ellos en otro cargo más bajo lo cual no fue impedimento para mostrar mi labor diaria y buenos oficios, con el pasar de los meses fui mostrando mi carácter y disciplina para manejar y conducir a la gente, facultad que aprovecho uno de mis jefes para ponerme al frente de un pequeño grupo, con el cual llevaríamos a este hombre a  ocupar un cargo público de la ciudad, pues fue tanto el apoyo que  conseguimos ósea muchísimos votos para otro maestro que me presento la vida y del cual conocí que la MIERDA no solo es mierda también es marrullería.

Bueno han pasado varios años de esa reunión tengo 2 hijos y una BELLA FAMILIA y este grandísimo hablador de MIERDA, ósea el maestro al cual mi padre apoyo jjejejejejejje vuelvo al cuento del bárbaro hablador de M que conocí siendo un niño, LES CUENTO QUE  nunca llamo, tenaz pero bueno gracias a Dios mi querido padre no perdió la casa, aunque creo que en lo más profundo de su ser  mi pobre viejo debe sentirse defraudado por haber ayudado a ese gran personaje e hijo de nuestra patria que al final no hizo un carajo.  A veces me rio de tanta vaina y tanto cuento de estos caballeros de armaduras de distintos colores que nos defienden en contra de la posibilidad de acceder a un buen empleo, un buen plato de comida, buenos servicios públicos y de salud. Hoy tengo casi 40 años y he sido testigo de campañas, gobiernos, guerras de partidos y un sin número de avanzadas políticas en varias ciudades de nuestro país, muchos de los que me conocen y saben de lo que estoy hecho me preguntan por qué no me lanzo para ocupar un cargo público y siempre les contesto lo mismo  “para que ser un hablador de MIERDA más, pues sin serlo y sin reconocimiento público puedo ser el héroe de mis hijos y familia y eso me basta para sentirme un gran caballero”.

Si te gustó, ¡compártelo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.