La Ultima Hoja

Extraño la voz de mi consuelo
La voz que contempla
Mis movimientos
Extraño esos viejos tiempos
Donde reinaba la vida
Sin salidas eramos tu y yo
Extraño
Y
Me siento tan extraño
Sin poder perderme en tus besos
Me enjauló me castigo en el amor de ti de mi
En tu piel rondan mis huellas
De aquellos días de refugió
Y mi mejor rutina era las palabras de tu corazón
Me enloquecía tu boca era mi droga
Que comenzaba escribir tantas poesías
Siendo tu bondad como titulo
Y la razón de lo que sentía
Tu alma me envolvía
Un pedazo de mis versos es donde dejo en este quizás cuento
Donde la última página se la llevo
Tu ser
Tu mirada
Sabia mirada
Ponía de punta la piel
Tus suspiros me deleitan
Improvisaba lo que hasta mi visión decía
Amor de fe y de fe la unión
Seré un loco si se trata de vos
Seré misionero
Para compartir esta historia
Con solo una misión
Que quede en la memoria
Que te amé
Que te suspire
Que te anhele
Que hasta me embriague
Con el sudor de tu piel
En noches de pasiones
En noches de soledades
En noches inesperadas
Yo te ame
Como ame la botella
Y por amar la botella
Amé
La nostalgia
Aun consciente que no es mi final
Pero se que pronto volverás.

 

Campos marcos.

Si te gustó, ¡compártelo!

Deja un comentario