Ciudad Fantasma

Ciudad Fantasma

 

En un instante estaba mirando al cielo en bicicleta,

hasta que el sol me obligó a bajar la mirada,

no tenía más alternativa que observar el paisaje.

 

 Por todos lados vi bolsos, maletines y carteras moviéndose a un ritmo vertiginoso por las calles, mientras volaba  una pelota por aquel parque.

 

Inmune observé autos exaltados tratando de comunicarse,

y vi puertas en edificios que no dejaban de abrir y cerrarse,

por un momento la sana soledad invadió mi entorno.

Ojalá todos los días fueran iguales…

Si te gustó, ¡compártelo!

Deja un comentario