Rasgos De Sangre

Capitulo 3
Chibiko el morfologo
elemental.

El escuadrón que acompañaba a chibiko estaba compuesto por todos los miembros oficiales del CDPE que se encontraban en el regimiento, (incluyendo a los que habían pasado el examen para entrar en el escuadrón).

– Rescaten a los heridos y llevenlos con el equipo médico, la prioridad es el pueblo, el enemigo no debe llegar a Cantfor por ningún motivo. Dijo Chibiko al tiempo que su habilidad se  hacía presente en el campo de batalla.
Giannina llegó rápido a auxiliar a Ross quien se encontraba inmóvil por la hiedra paralizante, a su vez Hasuka fue a auxiliar a Arturo quien estaba a punto de recibir el impacto del agua hirviente de aquel elemental misterioso.
Logró quitarlo del camino, sin embargo el ataque la golpeo en la pierna izquierda volandola hasta un par de dedos debajo de la rodilla.
Chibiko se transportó en la niebla y atacó directamente al elemental de agua, pero este hábilmente freno el ataque con su espada.

– Que habilidad tan peculiar para un morfologo.
Humo, neblina negra. Debes ser un elemental.

– ¿Y qué si lo soy?

– Tu debes ser Chibiko, eres famoso por ser un elemental desterrado, al igual que tu padre. Ambos son solo basura que no debería vivir.

El elemental lanzó un ataque desde sus puños de nuevo pero Chibiko con su velocidad se escapó sin problemas del agua mortífera.

– Soy Waldrius, conocía a tu desquiciado padre. Solía dar clases en la escuela de Roterhot (ciudad de elementales).

– Debes ser géiser, el elemental de agua rango 9. Según la información que ofreció el equipo de espionaje tu rango es el de capitán.

-Así es, veo que están bien informados, igual que nosotros.

Chibiko recomenzó el ataque disminuyó el alcance de su neblina hasta formar un circulo de 10 metros de diámetro, y comenzó a atacar a las unidades enemigas en ese espacio usando su velocidad en la neblina hasta que Géiser (nombre con el que se conocía a aquel elemental de agua) lo atacó de frente.

– No dejaré que mates a uno más de mis hombres maldito traidor.

Rápidamente Chibiko atacó a Géiser, pero su nivel de poder (9) no era en vano, era muy rápido y usando su habilidad se escabullía de los ataques de Chibiko, uno tras otro todos eran contrarrestados con su espada y su habilidad.

Mientras Chibiko y Géiser combatían, del otro lado de aquella pelea el elemental lobo y el elemental desconocido de la hiedra paralizante peleaban con Chop y Cooper.
Chop no dudó y tomó una rama de un árbol que estaba en el suelo y usando su habilidad la transformó en una espada larga y ancha, la cual utilizó para atacar al elemental lobo, aún que sin éxito pues este logró esquivar el ataque hábilmente. En seguida desde atrás del lobo un puñado de hojas flecha salieron disparadas hacia Chop, pero Cooper apareció con su espada para detenerlas.

– Largate Angora, estás herido y no eres rival para estos dos, no son principiantes. Lo noté porque ni una sola de mis hojas los tocó. Es hora de que comience en cerio con esto. Refuerza a los demás y si la situación se vuelve difícil dejame atrás y ve con Waldrius.

El hombre lobo elemental obedeció la orden y fue a reforzar a sus compañeros de infantería. Chop de inmediato fue tras él pero una lluvia de hojas flecha se cruzaron en su camino.

– Ustedes deben ser del CDPE, no son soldados normales. Yo pelearé con ustedes, soy del grupo elite agua roja (grupo elemental de elite equivalente al CDPE en importancia), y no dejaré que maten a nuestros soldados.

– Como quieras.
Agregó Cooper, al tiempo que iniciaba con sus ataques.

El elemental tomó un puñado de hojas de su cuerpo y las unió a un pedazo de madera de roble, que llevaba consigo.

Aquel roble no era ordinario, aunque las armas elementales estaban fabricadas con materiales naturales eran muy resistentes, el proceso para volverlos tan duros era bastante peculiar, los hombre y mujeres que forjaban aquellas armas debían tener una habilidad en común, debían poseer la habilidad elemental para modificar los componentes naturales de las cosas, y debido a que los poderes eran un rasgo de sangre, heredado a las generaciones por sus padres, era una misma familia de elementales la que se encargaba de forjar estas armas que podían igualar en dureza al acero mismo.

En el campo de batalla Cooper y Chop conocían ya muy bien la resistencia de estas armas por lo cuál no las subestimaron como lo hicieron Ross y Arturo quienes eran inexpertos en este tema…

Para continuar leyendo visite el link que se encuentra en los comentarios

Si te gustó, ¡compártelo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.