Rasgos De Sangre

                          Capitulo 5.-  
                     La caída de Flower.

Chibiko cayó al suelo por el dolor ocasionado por la grave herida que había recibido, y ante tal situación, todo el ejército morfologo se quedó pasmado, viendo como uno de sus comandantes había perdido parte del brazo, cayendo derrotado ante el enemigo, sin embargo Crotust no dejaría que le matasen, de manera que voló hasta géiser sacó su cuchillo de combate (que era la única arma que le quedaba, su espada había sido convertida en metal líquido) y atacó sin piedad a Géiser, pero este hábilmente esquivó el ataque, aunque Crotus usó su experiencia para volver a atacar rápidamente en un movimiento sorpresivo, cuando de pronto un puñado de hojas con forma de punta de flecha aparecieron obligándolo a retroceder para no ser golpeado por aquel ataque, logro esquivarlo y notó que estaba en una gran desventaja, si no hacia algo pronto todos morirían, incluyendo la gente del pueblo que apenas había comenzado la evacuación.
Chibiko se controló, se puso de pié tomo su espada y volvió a hacer uso de su habilidad, pero esta vez cubriendo con su neblina tanto terreno como le fue posible.
Crotust sabia que no podrían contra ese trio de elementales ellos dos solos, pero lo qué Chibiko acababa de hacer era un claro movimiento de retirada, cubriendo tanto a las tropas aliadas como enemigas con su neblina con la finalidad de segar al adversario mientras sus soldados escapaban, comenzó de inmediato a atacar sin piedad a los soldados enemigos, hasta que la habilidad de Graant se hizo presente, convirtiendo parte del suelo en fango pero Chibiko era astuto y ya esperaba este movimiento, así que lo usó a su favor, le dejó ver su posición para que supiera donde volver fango el suelo del bosque pero haciendo uso de su habilidad viajó a través de la neblina a un lugar más seguro, haciendo que Graant solo atrapara en el fango a sus propios soldados, pero Géiser  no se quedó de brazos cruzados, ya había peleado con él y sabia que era muy bueno para caer en el ataque tan simple de Graant, de manera que lo buscó entre la neblina, pero mientras hacia esto se olvidó de Crotust, quien tenía visibilidad desde el cielo, y uso esta ventaja que le había dado Chibiko con su última pizca de valor, mientras Chibiko luchaba él le había dado la orden a los soldados de retirarse y resguardar a los ciudadanos, y ahora estaba más despreocupado y dispuesto a darlo todo al igual que Chibiko, atacó desde el aire, logrando así acabar con gran parte de los soldados enemigos, tan solo en ese ataque de ambos comandantes morfologos habían logrado acabar con una cuarta parte del ejército enemigo, hasta que la ira del general elemental Graant se hizo presente, ordenó a sus soldados retroceder tanto como pudieran para salir de la neblina y usando su habilidad, comenzó a volver partes del suelo en fango hasta que finalmente Chibiko cayó en una de las trampas de lodo hechas por Graant, quien aprovechó esto e intentó acabarlo de inmediato, algo que no fue tan fácil, pues aún atrapado Chibiko seguía luchando tanto como podía para evitar morir y ganar el mayor tiempo posible mientras sus soldados se retiraban junto a los pobladores de Cantfor.
Géiser por su parte se encontraba en un difícil combate contra Crotust, quien había logrado matar al elemental Hiedra cortandole el cuello en un certero ataque sorpresa desde el cielo, pero matar a Géiser era una tarea más difícil, aunque tuviera más velocidad y la ventaja de ver los movimientos del enemigo desde los aires no podía acertar un golpe certero, ya había conseguido hacerle varios cortes pero nada de gravedad o como para dejarlo fuera de combate…

Para continuar leyendo visite el enlace que está en los comentarios.

Si te gustó, ¡compártelo!

Un comentario sobre “Rasgos De Sangre”

Deja un comentario