Todas las entradas de: Rudyard sotelo paredes

Rasgos De Sangre

Capitulo 3
Chibiko el morfologo
elemental.

El escuadrón que acompañaba a chibiko estaba compuesto por todos los miembros oficiales del CDPE que se encontraban en el regimiento, (incluyendo a los que habían pasado el examen para entrar en el escuadrón).

– Rescaten a los heridos y llevenlos con el equipo médico, la prioridad es el pueblo, el enemigo no debe llegar a Cantfor por ningún motivo. Dijo Chibiko al tiempo que su habilidad se  hacía presente en el campo de batalla.
Giannina llegó rápido a auxiliar a Ross quien se encontraba inmóvil por la hiedra paralizante, a su vez Hasuka fue a auxiliar a Arturo quien estaba a punto de recibir el impacto del agua hirviente de aquel elemental misterioso.
Logró quitarlo del camino, sin embargo el ataque la golpeo en la pierna izquierda volandola hasta un par de dedos debajo de la rodilla.
Chibiko se transportó en la niebla y atacó directamente al elemental de agua, pero este hábilmente freno el ataque con su espada.

– Que habilidad tan peculiar para un morfologo.
Humo, neblina negra. Debes ser un elemental.

– ¿Y qué si lo soy?

– Tu debes ser Chibiko, eres famoso por ser un elemental desterrado, al igual que tu padre. Ambos son solo basura que no debería vivir.

El elemental lanzó un ataque desde sus puños de nuevo pero Chibiko con su velocidad se escapó sin problemas del agua mortífera.

– Soy Waldrius, conocía a tu desquiciado padre. Solía dar clases en la escuela de Roterhot (ciudad de elementales).

– Debes ser géiser, el elemental de agua rango 9. Según la información que ofreció el equipo de espionaje tu rango es el de capitán.

-Así es, veo que están bien informados, igual que nosotros.

Chibiko recomenzó el ataque disminuyó el alcance de su neblina hasta formar un circulo de 10 metros de diámetro, y comenzó a atacar a las unidades enemigas en ese espacio usando su velocidad en la neblina hasta que Géiser (nombre con el que se conocía a aquel elemental de agua) lo atacó de frente.

– No dejaré que mates a uno más de mis hombres maldito traidor.

Rápidamente Chibiko atacó a Géiser, pero su nivel de poder (9) no era en vano, era muy rápido y usando su habilidad se escabullía de los ataques de Chibiko, uno tras otro todos eran contrarrestados con su espada y su habilidad.

Mientras Chibiko y Géiser combatían, del otro lado de aquella pelea el elemental lobo y el elemental desconocido de la hiedra paralizante peleaban con Chop y Cooper.
Chop no dudó y tomó una rama de un árbol que estaba en el suelo y usando su habilidad la transformó en una espada larga y ancha, la cual utilizó para atacar al elemental lobo, aún que sin éxito pues este logró esquivar el ataque hábilmente. En seguida desde atrás del lobo un puñado de hojas flecha salieron disparadas hacia Chop, pero Cooper apareció con su espada para detenerlas.

– Largate Angora, estás herido y no eres rival para estos dos, no son principiantes. Lo noté porque ni una sola de mis hojas los tocó. Es hora de que comience en cerio con esto. Refuerza a los demás y si la situación se vuelve difícil dejame atrás y ve con Waldrius.

El hombre lobo elemental obedeció la orden y fue a reforzar a sus compañeros de infantería. Chop de inmediato fue tras él pero una lluvia de hojas flecha se cruzaron en su camino.

– Ustedes deben ser del CDPE, no son soldados normales. Yo pelearé con ustedes, soy del grupo elite agua roja (grupo elemental de elite equivalente al CDPE en importancia), y no dejaré que maten a nuestros soldados.

– Como quieras.
Agregó Cooper, al tiempo que iniciaba con sus ataques.

El elemental tomó un puñado de hojas de su cuerpo y las unió a un pedazo de madera de roble, que llevaba consigo.

Aquel roble no era ordinario, aunque las armas elementales estaban fabricadas con materiales naturales eran muy resistentes, el proceso para volverlos tan duros era bastante peculiar, los hombre y mujeres que forjaban aquellas armas debían tener una habilidad en común, debían poseer la habilidad elemental para modificar los componentes naturales de las cosas, y debido a que los poderes eran un rasgo de sangre, heredado a las generaciones por sus padres, era una misma familia de elementales la que se encargaba de forjar estas armas que podían igualar en dureza al acero mismo.

En el campo de batalla Cooper y Chop conocían ya muy bien la resistencia de estas armas por lo cuál no las subestimaron como lo hicieron Ross y Arturo quienes eran inexpertos en este tema…

Para continuar leyendo visite el link que se encuentra en los comentarios

Si te gustó, ¡compártelo!

Rasgos De Sangre

Capitulo 2
                       Ataque inesperado

Una vez en la enfermería, todos fueron atendidos de sus heridas, Meris era quien peor estaba, con las costillas fracturadas debía tener reposo durante mucho tiempo, Rubent por su parte no estaba tan mal y al igual que Ross ya había sido curado de sus heridas.
Mientras Ross estaba en la enfermería caminó un poco a través de las camillas y se encontró con Hasuka. Al verla se dio cuenta de por qué había aprobado, pues aunque estaba muy golpeada, no tenia heridas grabes y además se estaba recuperándo de las pocas heridas que tenia de una forma sorprendente.

– ¿Hasuka?

Está volvió la mirada hacia Ross quien tenia un rostro de sorpresa.

– Hola Ross.
Comentó Hasuka con una expresión despreocupada.- supe que aprobaste el examen para entrar en el CDPE, felicidades Ross.

– Gracias Hasuka, tu también aprobaste según sé, es un gusto tener a una compañera como tu dentro del grupo especial del CDPE.

Hasuka era una chica callada y nadie conocía su poder por lo cuál fue una sorpresa que aprobara el examen, sin embargo aunque no se notaba en el momento que Ross la vio, ella estaba más herida que Meris pues recibió golpes y heridas mortales en el intento de aprobar el examen. Durante el simulacro de combate los encargados se mostraban cautelosos para no herir de gravedad, sin embargo Hasuka atacó con todo causándose ella misma grabes heridas pero eso no era de preocuparse pues la habilidad morfologa de Hasuka era la auto curación, siendo capás de cerrar heridas grabes en cuestión de minutos, una vez que los encargados del examen se dieron cuenta de su habilidad la sobre esforzaron al máximo pero Hasuka resistió y así logró aprobar.

Después de una pequeña charla sobre como les había ido en el examen, Ross tuvo mas que claro cual era la habilidad de Hasuka. Al terminar de charlar Ross salió de la enfermería y se encontró con Arturo, quien al igual que él iba saliendo del lugar.

– Fue duro ¿no creés?, aún sin ser un combate real creí que moriría en aquel sitio.

– Tienes razón, de no ser por Draydur quizá habría terminado en un peor estado. Todos ellos son excelentes combatientes y tienen mucha experiencia.

– si pero. Me da la impresión de qué nos atacaron con todo, de modo que nuestras habilidades son muy similares a las de ellos, ¿no lo creés Arturo?

Arturo miro a Ross sorprendido por sus palabras, pues él no creía que ese fuera el poder máximo de sus superiores, pero tambien daba crédito a Ross en su conclusión pues los ataques  recibidos en la practica de combate se habían sentido muy reales.
Justo en medio de aquella conversación entre Ross y Arturo, se escuchó un estruendo y a lo lejos, en el extremo norte del bosque donde se encontraba la entrada de la base, se divisaban unas nubes de humo. De inmediato sonaron las alarmas y todos supieron que estaban bajo ataque.
Era el peor de los momentos, estaban heridos y los exámenes aún no concluían. Sin embargo no era momento de preocuparse por eso, sino de atacar.

Ambos corrieron de inmediato a ponerse sus equipos, en el camino se encontraron con Chibico y los demás comandantes.

– Todos al frente, protejan a los heridos por los exámenes. Se terminó la practica los grupos que faltan por pasar, vallan a combatir estamos bajo ataque y esto no es un simulacro, esto es real.

Las palabras de Chibico lo dijeron todo. Arturo regresó en poco tiempo y Ross al verlo no dudó en pedir de su ayuda.

– Arturo!!!, ¿crees que podrías transportarme contigo?.

– Lo siento amigo, solo puedo transportarme yo, no podría con otro cuerpo podría salir mal y además nunca lo he intentado.

– Pero puedes transportar tu armadura y tus cosas, al menos podríamos intentar.

Arturo accedió a la petición de Ross y este para facilitarle las cosas despojó su cuerpo de todo peso, para que fuera solo el peso de la armadura y sus armas lo que cargase Arturo.
Ambos se transportaron y llegaron unos metros antes de donde se había producido la explosión, en el lugar había cuerpos de soldados morfologos y se escuchaba que estaban en combate muy cerca del área. Ross tomó su armadura y se la puso de inmediato corrieron hasta dónde estaban peleando sus compañeros, y de pronto de entre los arboles un chorro de agua  con gran presión capas de derribar y cortar varios arboles a su paso los atacó.
Arturo se transportó de inmediato a un lugar seguro y Ross a su vez aligeró su peso y saltó lo más lejos que pudo de aquel ataque.

Para continuar leyendo vaya al enlace qué se encuentra en los comentarios

Si te gustó, ¡compártelo!

Rasgos De Sangre

Capitulo 1
                Prueba de combate

Para el último examen antes de graduarse de la escuela militar de floweer, Ross y sus compañeros se sometieron a una última evaluación de poder.
El objetivo era subir a mando como agente especializado en alguna de las cuatro áreas especiales las cuales eran:
espionaje y combate cuerpo a cuerpo, inteligencia estratégica y combate especializado, medicina y pronta atención en el frente (con un curso básico de manejo de armamento y defensa) y comando de proximidad de elite (CDPE), siendo este último el más importante en batalla, pues acompañaban siempre a la infantería y reforzaban puntos estratégicos.
El encargado de darles sus puestos en sus respectivos grupos, seria el encargado de base y de la quinta región que comprendía desde el pueblo mas cercano llamado Cantfor, hasta la base de logística ubicada en el bosque a 30 kilómetros del pueblo.

– Felicidades por graduarse de la escuela militar de floweer, mi nombre es Chibiko, soy comandante general de brigada y estoy a cargo de esta región (la región 5).

Chibiko, era un miembro del CDPE cuyo rango le había sido otorgado después de acabar con un elemental rango 7 (siendo la escala del 0 al 10) el cuál, según la información que Ross había leído en la biblioteca de archivos militares, era elemental de fuego, y por su rango podía crear llamas a largas distancias y manipularles a voluntad. En otras palabras, Chibiko no era para nada débil y al ser el encargado de darles sus respectivos escuadrones, sería él en persona quien pusiera a prueba sus habilidades.
Chibiko era un morfólogo de rango 8, siendo su poder la neblina, era capas de crear neblina densa y obscura, la cual le específica a través de ondas la posición exacta del objetivo y además le permite viajar a voluntad dentro de la neblina, a una velocidad similar a la del sonido. Su aspecto físico también era muy imponente, media 1.70 m de altura, con un físico musculoso aunque no exagerado y una cicatriz de quemadura en el brazo izquierdo, que abarcaba desde su antebrazo hasta dos dedos después del codo. Su cabello era obscuro y sus facciones endurecidas por las crueldades vividas en la guerra.

– se formarán en equipos de 7 personas, procuren tener intereses similares entre si para la especialidad a la que desean entrar, los primeros serán los equipos que quieran ser médicos de atención pronta.
El examen para este grupo consiste en crear un ambiente parecido al campo de batalla real, yo y mis 5 ayudantes crearemos una batalla contra ustedes, serán atacados mientras intentan curar al maniquí de prueba.

Siguieron así durante las 4 horas restantes, hasta que llegaron con los cadetes postulados para el CDPE.

– Bueno, a continuación los equipos que desean ser parte del CDPE, para este exámen se realizará un simulacro de batalla real, serán ustedes 7 contra nosotros 6.

La prueba seria difícil pues entre esos 6 además de Chibiko se encontraban los sargentos Escot y Cooper, los cuales eran rango 5 y también el teniente Chop de rango 6, además la medico Sarat, cuyo rango no era muy alto ( rango 4), pero si lo suficiente para ser un riesgo, pero de entre todos el más peligroso después de Chibiko, era el teniente Butter, cuyo rango era 7 y cuyo poder era el aumento de velocidad y fuerza de un 2 a un 20 por ciento (multiplicando su fuerza en estos parámetros).
Ross se encontraba en el segundo grupo y aunque no supieron los resultados de las otras áreas, si se dieron cuenta de que el exámen para entrar al CDPE era bastante difícil, pues del primer equipo que entró, solo un miembro aprobó y para sorpresa de todos se trataba de la chica mas tímida y callada de la clase, Hasuka, quien aprobó con mucha dificultad, y ahora era turno de Ross y su equipo.
Dentro del equipo de Ross, se encontraban los siguientes poderes:

Ross: morfologo de rango 0 (al menos hasta que pase el examen) cuyo poder se basaba en el manejo del peso de su cuerpo, pudiendo volverse ligero o pesado según sea el caso.

Arturo: morfologo rango 0, cuyo poder era la Teletransportación, pudiendo transportarse en un rango de 200 metros a la redonda, Siendo estos los únicos morfologos natos del grupo.

Giannina: morfologa rango 0 especialista en combate cuerpo a cuerpo con unos reflejos extraordinarios y una fuerza física asombrosa aún sin poseer cualidad morfologa.

Rubent: morfologo categoría 0 con una habilidad de combate muy buena, experto en derribos y llaves, con una fuerza física asombrosa, capaz de asfixiar a una bestia de gran tamaño el solo, como lo había demostrado en el exámen de supervivencia de la academia cuándo con sus brazos asfixió a un lionner (bestia grande con fauses enormes y garras de 3 pulgadas).

Merist: morfologo rango 0, con unas cualidades como arquero bastante buenas, podía atravesar lo que fuera a 300 metros de distancia gracias a su cualidad morfologa, la cual era una excelente visión que se podía volver telescópica.

Gront: morfologo categoría 0 el mejor espadachín de todo el entrenamiento, usando una única espada y sin escudo logro vencer él sólo a dos de los soldados de rango 4 que les entrenaban en el campamento de preparación.

Draydur: morfologo categoría 0, cuyo nivel en combate fué el más bajo en el entrenamiento. Su especialidad era la estrategia en combate, no tenia singularidad morfologa y tampoco tenía gran fuerza, o destreza. Su estilo de pelea era simple, se especializada en el uso de cuchillos de combate sin escudos pero su estilo dejaba mucho que desear.

– Bu… Bueno, tenemos 10 minutos antes de que sea nuestro turno, – dijo Draydur titubeando. –  deberíamos planear algo.

– Estoy de acuerdo, no podemos combatir sin estrategia alguna. – agregó Rubent.

– ¿Que propones Draydur? – Comentó Giannina.

– En realidad solo sabemos las habilidades del enemigo aunque no sus estilos de pelea, pero con eso debería ser suficiente, propongo que hagamos una formación en “v” donde los dos mejores en manejo de armas estén al frente. Giannina y Gront, ustedes son muy buenos en combate cuerpo a cuerpo, le seguiremos detrás de ustedes Rubent y yo, y en la última linea de dos se quedaran los mejores del grupo, Ross y Arturo, serán ustedes, y en el centro el único atacante a distancia, Meris. La idea es que Meris cubra a Giannina y Gront, en cuanto vean movilidad del enemigo, Gront y Giannina cerraran la formación y de inmediato entraremos en combate, no intentemos separarnos, ellos tienen más experiencia y son más fuertes y hábiles, intentarán separar el grupo para atacarnos individualmente porque saben que tienen más posibilidad de esa forma así que estemos alerta y juntos para apoyarnos.

– Suena muy simple, seguro que no seremos aplastados en segundos si nos quedamos juntos?

– Entiendo que sea un plan básico, pero es lo mejor que podemos hacer.

– Estoy de acuerdo con Draydur, Arturo, es mejor que entrar sin plan alguno. – afirmo Ross.

– Y si el plan fracasa? – preguntó Meris.
– Entonces cada uno estaremos por nuestra cuenta.

Se abrieron las puertas que daban hacia el bosque, lugar donde sería el combate, esa era la señal de que era turno del segundo equipo. Tal como lo planearon, entraron los 7 en formación abierta con forma de “v” y de entre los enormes robles a parecieron Scot y Cooper, los cuales eran morfologos rango 5 sin cualidad morfologa, pero excelentes en combate abierto, y se aproximaron a atacar. Tal como Draydur lo había sugerido, Meris lanzó el primer ataque y se cerró la formación creando un círculo, y dejando cada lugar del perímetro completamente vigilado cuando de pronto, la habilidad de Chibiko se hizo presente y todo comenzó a llenarse de neblina obscura, y de entre la densa obscuridad una patada golpeo sobre el costado izquierdo a Meris dejándole inconsciente.

– Ahora es parejo, somos seis contra seis, ja ja ja ja. Se escucho la voz de Sarat entre la neblina.

– No rompan la formación. Gritó Ross.

De inmediato Arturo usó su habilidad para intentar meter al centro del círculo el cuerpo de Meris que seguía desmayado por el golpe, sin embargo Chop lo intercepto.

– Ni lo pienses, el ya está fuera, yo seré tu oponente.

Dijo mientras sonreía de forma arrogante.
Chop era un morfologo de rango 6 cuya habilidad era convertir cualquier cosa no viva que tocara en un arma, la cual podía manejar a voluntad aún sin sostenerla.
Tomó entonces un puñado de hojas secas del suelo del bosque y las transformó en navajas en forma de espiral, que utilizó para frenar el ataque de Arturo que se transportó justo del otro lado pensando en tomarle por sorpresa, pero la experiencia de Chom logró anticipar el movimiento y lanzó hacia Arturo las cuchillas, aunque al ser un simulacro las había creado con poco filo para no producir grandes daños, si logró hacer cortes en la piel de Arturo.
Los otros 5 miembro del equipo siguieron a la espera del próximo ataque y de pronto Butter hizo su movimiento y atacó de entre las sombras a Gront, pero este logró reaccionar a tiempo y frenó el ataque de la espada de Butter, aunque el éxito fue momentáneo cuando Butter usó su habilidad a un 4 %, Gront no pudo contener la enorme fuerza que creó al aumentar por cuatro el índice normal de fuerza física que poseía y es que considerando que Butter no era un enclenque ya sin el aumento de poder, Gront recibió un corte pequeño en su hombro ocasionado con la parte superior de la espada de Butter, quién con el aumento de fuerza había logrado doblegar la guardia de Gront.
Rubent se encontraba al mismo tiempo en un combate contra Scot, y aunque la fuerza física de Rubet era mayor no le igualaba a Scot en velocidad por lo cual fue derribado de dos cortes ligeros detrás de sus rodillas, y posteriormente un rodillazo en el rostro lo hizo perder el sentido.
Ross se encontraba ya en combate con Cooper, quien atacaba por todos lados a Ross y este apenas podía seguirle el paso gracias a su habilidad, volviendo su cuerpo ligero para aumentar la velocidad y pesado cuando fuera necesario para ser más fuerte en los golpes y más difícil de derribar.
Las armas que utilizaba Cooper eran dos guantes de hierro con cuchillas en donde debían estar los nudillos, y en las piernas usaba botas de combate hechas de metal con una punta al frente para crear daño al patear y golpear, Ross por su parte tenia el mismo armamento que todos usaban, una espada de unifilo y un cuchillo de combate y aunque en los entrenamientos solo usaba la espada, en esta ocasión se defendía como podía usando ambas armas aunque sin mucho éxito, pues la punta de las botas que usaba Cooper se clavó en el costado de la armadura de Ross.
Giannina tenía las cosas difíciles al enfrentar a la única chica del equipo de comandantes.
Sarat utilizaba unas botas de metal pesadas y una espada corta básica de combate, esta pelea era quizás la más pareja de todas sin embargo la neblina les hacia difícil ver los movimientos del enemigo, algo a lo que el equipo de Chibiko estaba muy acostumbrado y debido a eso Giannina terminó muy golpeada por las botas metálicas de Sarat.
Draydur corrió con la peor suerte al tener que enfrentar al propio Chibiko.
Chibiko utilizaba como armamento un par de cuchillas peculiares hechas con los colmillos de un lioner, las cuales clavó en los brazos de Draydur para posteriormente golpearlo con un cabezazo que lo llevó directo al suelo, pero cuando le iba a dar el golpe que lo dejaría fuera de combate, Chibiko se desvaneció, y segundos después Draydur notó que una flecha pasaba justo en el lugar donde se encontraba segundos antes Chibiko, y entonces lo tuvo claro; esa flecha era de Meris que había despertado y encontrado un objetivo entre la densa neblina. Draydur corrió de inmediato solo para encontrar a un Meris golpeado y herido que apenas y podía moverse, y de inmediato intentó cortar a Chibiko, pero la velocidad de Chibiko en su neblina era bastante y al sentir las ondas del movimiento se anticipó al ataque de Draydur y justo en ese momento apareció un Arturo bastante golpeado pero con fuerza suficiente para combatir.

– ¡Hagamos un cambio Draydur!

Grito Arturo mientras frenaba el ataque de Chibiko. Draydur dio vuelta y notó que entre la neblina obscura se movía alguien, no tardó en darse cuenta de que era Chop así que esta vez utilizando la neblina a su favor blandió su espada y atacó a Chop. Justo en ese momento sintió un leve golpe en su brazo derecho, se trataba de Arturo que contenía el veloz movimiento de Chibiko que al percatarse del ataque de Draydur había corrido a través de la neblina aunque sin éxito pues Arturo se transportó justo hasta el lugar para evitar su ataque hacia Draydur, y quizás de no haber sido por Scot quien frenó a tiempo la espada de Draydur con su sable, esté hubiera cortado el cuello de Chop.

En ese momento la neblina se comenzó a desvanecer, dejando ver un panorama con solo 5 de los 7 soldados que entraron para presentar el exámen aún en pié y dejando ver la terrible escena del casi mortal ataque sobre Chop.

– El exámen termina aquí. Todos a excepción de los dos que se encuentran fuera de combate (Meris y Rubent) quedan oficialmente ascendidos a sargentos y miembros del CDPE como morfologos nivel 4, los otros dos después de mostrar sus habilidades serán cabos de artillería y morfologos nivel 2. – Dijo Chibiko, dando por terminada la práctica de combate del segundo equipo.
Llevaron a Meris y Rubent a la enfermería y los resultados clínicos de ambos eran la nariz rota en el caso de Rubent y dos costillas fracturadas por la fuerte patada de las botas de sarat en el caso de Meris.
Ross había tenido suerte, la flecha que usaba en ese momento Cooper, no tenía el suficiente filo para atravesar su cuerpo por lo que todo quedó en un ligero corte y un hueco en la armadura.

Si te gustó, ¡compártelo!

Flores

El recuerdo de aquel día le llegó a la mente, y en unos minutos ya se encontraba en un mar de lamento, llantos y sollozos. ¿Como era posible? Se preguntaba.
Aquel sueño donde podía volar que tuvo repetidas veces en su infancia era inalcanzable literal, pues ningún ser humano conocido ha logrado emprender vuelo.
Observó a su alrededor y miró una casa vacía, con apenas un sofá, una pequeña y vieja televisión, un estéreo sin funcionar y al fondo, la recámara, ese lugar donde había muerto su madre y con ella todos sus sueños y esperanzas.
Se había vuelto la persona más desdichada del mundo.
Sin familia, sin “hogar” a pesar de tener un techo no tenia un lugar especial para llamarle de esa forma.
Sin vida aunque aún viviera, así se le notaba día a día.

Un lunes por la mañana, recibió una visita, era un compañero de la clase de canto que solía tomar meses atrás mientras su madre aún vivía.
– Hola Renata…
¿Puedo pasar?.
Confundida y sorprendida le abrió la puerta y le dejó entrar sin decir palabra.
– Supe lo de tu pérdida, y quise venir a darte el pésame, espero no incomodarte con mí presencia.
Ella lo miró inexpresiva, sólo lo observó, cuál si fuese un extraño que le daba aliento y al mismo tiempo una salida de todo el dolor.
– Te traje esto.
Extendió su brazo, dejándole ver un ramo de flores variadas el cuál no había notado al dejarle pasar. Lo miró por un momento, y final mente lo tomó mientras aún lo veía con una mirada apagada, lúgubre, completamente desconectada de todo.
– Verás, no sabía que flor era tu favorita y tampoco si te animaría o no.
Rompió entonces el silencio el chico.
Solo quería obsequiarte algo pensando en hacer que te sintieras un poco mejor.
Se levantó del sofá y se despidió de Renata, quien no dijo palabra y se limitó a mirarle sin expresión alguna en el rostro.
Al marcharse el chico, ella miró las flores, una sonrisa tenue se dibujó entre sus labios y las puso en agua para que no se marchitasen. Pasaron dos semanas y Renata siguió su vida. Volvió al trabajo, regreso al grupo de canto con la esperanza de encontrar al chico de nuevo para darle las gracias por el detalle, sin embargo el chico no asistió ese día.
Al terminar la clase el profesor le entregó un sobre, le dijo que Julio, (el chico que le había llevado las flores) lo había dejado para ella la semana anterior.
Al llegar a casa lo abrió. Era una carta:
” Perdona si te incomode con mi visita el otro día, sólo quería obsequiarte algo que te hiciera sentir mejor.
No sabía que darte ni si te haría sentir bien o no, pero verás, elegí las flores por un motivo.

Mi madre murió hace 5 años y en aquel entonces me sentí muy mal, no pude llevarle flores mientras estuvo en el hospital, tampoco pude hacerlo el día de su velorio, ni el día de su sepulcro, porque mi madre y yo estábamos muy molestos el uno con el otro y no me enteré hasta después que había fallecido, en ese momento me encontraba en Canadá con una tía y nadie me avisó de su fallecimiento.

Mamá solía decir que las flores son la alegría de toda mujer, le gustaban mucho, por esa razón decidí llevarte flores para hacerte sentir mejor y bueno, en parte porque mi madre habría dicho que te regalara flores y nada más.
El próximo jueves me iré a Canadá así que no asistire a la clase de canto, le pedí al profesor que por favor te diera esta nota para explicarte el motivo de mi visita. Se muy bien por lo que estás pasando, de modo que decidí apoyarte un poco en tu pérdida.
Mi más sentido pésame Renata, espero pronto vuelvas a ser la misma de antes y comprendas que la vida sigue aún sin la presencia de tu madre “.
Después de leer la carta de Julio se ducho y al sentarse a ver televisión miró las flores en la mesa de centro, y entonces recordó una vez más, y su mente se transportó a su infancia, a aquel momento en que le preguntó a su madre como sería volar, y recordó sus palabras, “quizá no es posible volar literalmente, pero es posible emprender el vuelo en la vida, y alcanzar todos los sueños que deseas”, eso fue lo que su madre le contestó en aquel entonces.
Comenzó desde ceros, y  luchó por convertirse en la mujer que su madre hubiese querido ver.
Pasaron los años y aquella chica tenia un viaje a Canadá, por motivos de trabajo, investigó y logró dar con el paradero de Julio, y decidió que tenia que ir a visitarlo para agradecerle lo que había hecho por ella.
Un lunes por la tarde sonó el timbre de la casa de Julio en Canadá, esté abrió  y se sorprendió al ver a Renata con un gran arreglo floral.
– puedo pasar?
– claro pasa Renata.
– solo quise devolverte el favor, y bueno tengo una reunión importante en el trabajo, pero por ahora te dejo esto y si gustas otro día salimos a comer algo.
– Gracias por el detalle, y con gusto acepto la invitación Renata.
– bueno, luego lo platicamos con un poco más de tiempo, bye Julio.
Se despidió y se marchó.
Julio se quedó mirando el arreglo y notó un papel a un costado, era una tarjeta.
“Estas flores son para tu madre, quizá no esté ya contigo, pero se que te habría gustado darle este detalle.”
Julio rompió en llanto y siguió leyendo.
” Gracias por haberme ayudado a volar julio, tu madre creo un gran hombre. Por cierto, dentro del sobre que está entre las flores hay pases para una cena para dos, no quise decirte pero hoy es mi último día en Canadá, invita a quien gustes y disfruta la cena de mi parte.

Con cariño: Renata.”
Julio tomó los pases y los guardó, salió de casa y compró un boleto de avión para volver a México, y llevar el arreglo floral a la tumba de su madre.
Dos días después Julio ya estaba en México y antes de ir al panteón, decidió darle las gracias a su amiga Renata por el detalle.
Llegó a su departamento y tocó a la puerta, sin embargo no abrió nadie.
La puerta de enfrente se abrió y salió una mujer vestida toda de negro, está lo miró desconcertada.
– Disculpe, sabe si aquí vive la señorita Renata Castillo?
La mujer lo observó extrañada.
– joven, la señorita Renata murió en un accidente de avión hace dos semanas, en un vuelo que hizo hacia Canadá. hoy fue su sepulcro
Julio se quedó pasmado, dio las gracias a la mujer por la información y se marchó del lugar. Su rostro estaba pálido después de aquella noticia, ¿Cómo era posible que  Renata hubiera muerto dos semanas atrás si el la había visto dos días antes?

Tomó el arreglo floral y se fué al panteón, buscó la tumba de su madre y dejó el arreglo floral sobre ella pero antes, le quitó a este la mitad de las flores sin importarle las espinas de las rosas que tenía el arreglo, tomó su teléfono y buscó el número de celular de su maestro de canto. Cuando este le contestó y confirmó lo dicho por la mujer, sobre Renata le preguntó a su maestro en qué parte del panteón había sido enterrada.

Llegó a su tumba, y miró las letras del epitafio, las cuales citaban, “Renata castillo, gran hija y amiga, quien murió cumpliendo su más grande sueño…  volar”.

Julio sintió escalofríos y dejó las flores sobre aquella tumba. Para después marcharse a Canadá para siempre.

Si te gustó, ¡compártelo!

La Obra Maestra

Abel, era un pintor que se había enfocado en triunfar desde que salió de bellas artes, aunque sin éxito. Él soñaba con algún día convertirse en alguien tan importante como Pablo picasso, Da vinci o el mismísimo salvador Dalí para el mundo del arte, sin embargó en ninguna de sus pinturas habría de lograr expresar las emociones que tanto añoraba que sus cuadros dieran a los demás, por lo cuál a pesar de ser un excelente pintor, para el mundo del arte, él era nadie.
Se esforzó por años, creando todo tipo de pinturas, desde el arte contemporáneo hasta el surrealismo, sin embargo no tenía el talento ni él sentimiento necesarios para crear una obra que destacase.
Pasaron los años, 10 para ser exactos, desde el día que se graduó de bellas artes y su carrera seguía en lo más profundo del mundo artístico.
Dejo pues de luchar por sus sueños y aquel desdichado pintor no consiguió más que rechazos de todo tipo de personas.
En una ocasión, pintó un león a punto de comer a un antílope, en esta pintura Abel reflejaba su propio espíritu a punto de ser devorado por el fracaso, y al ser tal la magnitud sentimental de la obra decidió mostrarla a un viejo conocido; Miguel de Casares, este era un importante marchante de arte amigo de Abel desde hace ya varios años. logro ver el sentimiento reflejado en aquella pintura y consiguió un importante comprador para está.
Pasó el tiempo y el pintor fue haciendo fama desde aquél fugas destello de brillantéz.
Un día cayó enfermo, devastado por un cáncer terminal según le dijo el médico.
Abel se encerró en su casa por 3 meses, deprimido y agobiado por las quimioterapias que no habían logrado más que solo dejarle una calvicie, la cual tapaba con una boina para no sentir vergüenza ante las demás personas.
En medió de aquél momento de depresión, Abel se decidió a encerrarse en su más grande amor de toda la vida; la pintura. Comenzó a crear un cuadro, lo llenó con colores de matices obscuros y claros por igual, logrando una profundidad excepcional en la pintura.
El cuadro fue terminado luego de 1 mes de arduo trabajo diario, era un dibujo hermoso en verdad. La imagen de un ave volando por un cielo nublado, con unos rayos de luz tenues que atravesaban por entre el grisáceo cielo lúgubre, donde al final del cuadro en la parte posterior se apreciaba una ciudad grande, de edificios enormes aunque llenos de basura y suciedad apenas visibles si prestabas demasiada atención.
Abel, decidió entonces llamar a su amigo Miguel de Casares para mostrarle aquella obra majestuosa.
En cuánto Miguel observó la pintura quedo anonadado ante tal muestra de belleza y ese toque lúgubre que albergaba la pintura.
Le ofreció entonces un trato por mas de 1 millon de dólares por aquella obra, trato que Abel rechazó y le pidió a esté que su obra fuera donada a un museo. A pesar de los esfuerzos de Miguel por convencerlo de aceptar el dinero, Abel se negó rotundamente y Miguel sin más argumentos para protestar a la decisión aceptó.
El día de la primera exhibición de aquella obra titulada “Él edén del dolor” fue un gran éxito en el mundo del arte. Sin embargo ese día también era de un gran luto, pues el día anterior a la exhibición, el brillante autor de la obra, Abel Hernández Mondragón había muerto debido a un cáncer terminal que se le había diagnosticado 6 meses atrás.

Si te gustó, ¡compártelo!