Archivo de la categoría: Poemas de Mentiras

La embriagante seducción de la locura

embriagante seducción

Entre menos piensas que duele

más profunda es la herida,

Al ignorar la conciencia,

la agónica voz de la razón que dice

¡No!

Sin importarme nada seguí adelante,

guiado por la embriagante seducción de la locura

pensando que la vida seguiría allí para mí.

Como un eterno retrato,

y ahora, la briza como espinas rasga mi piel desnuda entre tus manos.

Veo caer los fragmentos del pequeño infinito

que nuestros labios formaron

en un constante big bang.

Si te gustó, ¡compártelo!

La chica de mis sueños

Me la mamaba,

estaba dura,

y no me refiero a mi polla,

ella estaba dura

 

Le cogía de los hombros

apenas se movía,

estaba congelada, y fría,

como los muertos

 

Sí, estaba muerta

y yo insistía en que me la mamase,

entre más insistía más duro

su cuerpo se volvía.

 

Hasta que a base de insistir

al fin me la empezó a mamar,

hasta que le dio por hablar

 

Empezó a gritar,

a escupirme,

decía que daba asco tremendo

que ojalá me muriera.

 

Todo eso mientras me hacía una paja,

con el cejo fruncido,

con cara de odio,

rechinando los dientes,

jalando con fuerza,

furia desmedida.

Si te gustó, ¡compártelo!

tu mirada

Te veo en las miradas de las niñas mimadas, te veo en las miradas de las niñas guapas, te veo en el color de las miradas de las niñas gatas, te veo en la esquina llegando así como una niña nada complicada, te veo en cielo más azul que cualquier mirada, veo tus labios sabor sandia de niña aniñada, te veo en la samba brisa y caricias el pasado cercano como que te hubiera perdido el sábado pasado.
Te veo en los buenos sueños, en los malos tratos, en los buenos ratos.
Te veo en el instante de vida que lloraba tu pérdida adelantada y tu tan fría, veo esta mano sin fuerza tan cerca ahora tan lejana, quiero verte a mi lado, quiero ver mi mano quieta, quiero verme en tus miradas…

Si te gustó, ¡compártelo!

La otra cara en el espejo

    Te miro y no me hallo….cada noche es la misma cábala…llego, enciendo la luz y te observo; pero no me encuentro, ¡estás ahí! pero no yo…en ti solo veo un alter ego que me ha dominado, el producto de una blasfemia que se me fue de las manos…. ¡ay! ¡Dímelo….dímelo!, te lo imploro… ¿es que queda aún alguna pizca de mí en ti?
Maldito sea aquel día en el que te pronuncie, aquella fecha en la que te di vida….y ahora estoy aquí…. mirándome frente a mi espejo, en el cual vació, y solo eso puedo hallar.  ¿Eres tú,  la otra cara en el espejo?

Si te gustó, ¡compártelo!

Pequeña paloma

Pequeña paloma

de sueños muy altos

descansa tranquila

ya no habrá oscuridad.

Que nada te impida

cuando estés arriba

soñar con mil cosas

que no tienes ya.

Eras tan pequeña

y veías el lujo

soñabas con rosas

y zapatos de cristal.

Un amor llego

con brillante armadura

parecía solo un sueño

pero era verdad.

Que poco duro

tu risa inocente

con amargas lagrimas

conociste el dolor.

Y de a poco en tu alma

se anido el rencor

tus alas cansadas

ya no pudieron volar.

Caíste del cielo

de tus propias mentiras

ya no queda nada

que te pueda sanar.

Por eso descansa

pequeña paloma

duerme tranquila…

Ya no sufrirás…

Si te gustó, ¡compártelo!