Ego

Recordaba cuando dormíamos bajo las estrellas, porque me hiciste caso, dormíamos en la casa nogal que hicimos con nuestras propias manos ni calientes ni fríos.  Entre tus brazos fríos entre los vientos puros que susurra que hicimos lo contrario.
Dormimos pegaditos conversando el día que te agarre cariño, de las cabezas de ganado, del día que te asustó la culebra y la mate para siempre y me amaste para nunca.
Hicimos lo contrario no hicimos caso, egoístas por el mundo, egoísta nuestra decisión, egoísta nuestro paso, egoísta respiración. EGOísta…
EGO
EGO
EGO
EGO
EGO
EGO
Nos amamos para nunca…

Si te gustó, ¡compártelo!

Deja un comentario