Ella

Era ella, quizas no deba,quizas si…acariciar su pelo es lo que màs deseo, rozar sus labios lo que mas quiero.

Es mi ilusión, es mi pasión, me causa emoción.

Ella me conoce, de su piel me gusta el roce,tan suave como la piel que cubre sus labios y que podria morder.

Recuerdo mil horas de felicidad tan solo en un sillón hablando de politica,economia y religión como abogados del bien y disgustados por comentarios ajenos y no otros no tanto, como aquellos que aseguran que somos una buena pareja.

La vida es tan mezquina que sòlo me depara poco tiempo a su lado,sòlo un abrir y cerrar de ojos de emociones para imaginar lo bello de su cintura acoplada a sus caderas y que al subir la mirada se complementan con su sonrisa.Eso es ella…

Quizás un día despierte y esa mujer sin nombre me de un mapa de donde buscarla y es ahí dónde la encontraré.

Si te gustó, ¡compártelo!

Deja un comentario