Guardada

Ella guardada, entre mis recuerdos más ficticios,

Mis ilusiones taciturnas y mis horas de recuento,

Un poco arrepentida por momentos

Y con un tono de belleza lúgubre.

 

Ella, entre la imagen y el tiempo

Con la mirada fija a la nada

Guardada en el misterio de la distancia

Los sueños y tal vez el llanto.

 

Ella, un poco despeinada

con cabello de fuego y ojos profundos,

guardada sí, entre mi pecho y mis desvaríos,

retraída no, atraída a lo desconocido quizás.

 

Ella, refugiada entre rock de los Ochenta,

Camisones a cuadros y pantalones de cuero,

puede que me guarde ese lunar sobre su nariz

y asiente sus cejas con una sonrisa,

Ella guarda secretos lejanos y cercanos,

Inminente, salvaje, como un sueño…Guardada.

Si te gustó, ¡compártelo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.