Archivo de la categoría: Poemas

Magnánimo Cándido… (Experimental)

MAGNÁNIMO CÁNDIDO
(Experimental)

Acaso se me preñe la pluma
que al sol muere tiempos viajeros
por el simple mortal que tuvo
la imagen de un fin dichoso
donde forjan flor los ceibos quedo
y muda la paz sin culpa.

Los espectros en letargo
inventores de primaveras inocentes
con la adversa suerte embravecida
al ritmo pasional de lánguidos perfiles
pobres soñadores de manos imperiales
en lúcidas cadenas del boscaje umbrío
en el estertor que muerde arenas
y el viento huracanado vende iluso
amargas hienas, garfios y huesos.

Al risueño sueño hueco
en vidas torturadas cenizas
al rumor de las ventanas
en jardines de brisa grácil
al impúdico laurel vil
con la pena al cuello cautivo
al nacer la turba impía
al querer menuda un reino.

Por ahijar espinas con cadenas
transparentes recubiertas
entre prórroga y afán
paréntesis disperso
silencio venerado al sol
con el puñal y su dulzura
mística paleta de infinito
agricultura rojo terciopelo
por hondas vibraciones frías.

Mortaja monótona y planicie
fósil de atardecer fragante
con el blancor esfumado
al contraluz semilla incierta…

Murmurante hiedra y piedra
ávido vaivén del desconsuelo
murmura tintos los extintos
y se duele
cuando no duele herbal.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)

Si te gustó, ¡compártelo!

Desencuadernado Y Desencajado… (Experimental)

Desencuadernado y desencajado…
(Experimental)

Enfermó de olvido la herida escondida
luego de caer por su afición
al reparto de cisternas prometidas
por el rojo vestido verde en la nieve
vieja gris con el otoño
de las jaulas escapando en la lluvia.

Me preguntan las ventanas
deshilando anocheceres
en la espesa espera pasmadas
por la calle presa en una esquina
sin saber ignorar al pasado
pesado en ladridos tullidos.

Nada se del cielo que sueñan
las tumbas puras con retinas
en la espalda de la noche
huésped del último bosque
que sabe de la ausencia
que asciende sinuosa.

Por el diálogo desecando la viveza
del manso aguijonear la consciencia
al descaminar ofuscado el resquicio
corrosivo incisivo censurado grácil
cada silencio arruinado
destejiendo al tiempo en la frente.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)

Si te gustó, ¡compártelo!

P.S.Y.C.H.O (Censurado)

No, yo no estoy enfermo, perdonarme por mis pecados
todo este tiempo escondido, sin rostro alguno
todo esto, esta más allá de mis miserables actos
estaba harto, aburrido de ser tratado como ninguno.

Vivo bajo el yugo de mis propias pesadillas
no existe sentimiento cuando estoy cayendo en el abismo
Madre, hay algo bajo mi cama, es verdad lo que decías
pero no te preocupes, ese monstruo soy yo mismo

Sólo el reflejo de la sociedad, ustedes me crearon
a partir de sentimientos muertos y herida
Me hicieron daño permanente, me lastimaron
Jugaron con mi mente y me arruinaron la vida..

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial 4.0 International License.
Si te gustó, ¡compártelo!

Snuff (Pt.1)

cada rosa presente en mi mundo para recordar,
Siempre habra buenos recuerdos querida
Tu, solo tu, lo mas maravilloso en mi vida
La princesa en mis sueños, la persona perfecta para amar

Cada atardecer al lado tuyo era un nuevo inicio
Tu sonrisa contagiandome esas ganas de sonreir
Tu precencia era todo lo que yo necesite para vivir
Tu amor tan calido sin importarme el frio

Y ahora solo desearia una vez mas mirarte
Ojala pudieses regresar, jamas haberte ido
No debiste lastimarme, no debiste haber huido
pero al final tuviste que matarme para poder marcharte..

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial 4.0 International License.

Si te gustó, ¡compártelo!

Imbricados Imberbes

IMBRICADOS IMBERBES

Labios como engaños vuelan,
opacos como bayonetas duermen,
vibrando como blancas tumbas,
muslos como soplos suaves.

Acaríciala, endurécela, gózala…

En las perlas tiernas
En las parcas tunas
En las puertas blandas
En las piras dulces.

Gárgolas, grávidas, góndolas…

Carretas de penas abatidas.
Soledades ciegas, llanto y techo.
Donde el espacio muere lento
Donde la pared murmura…

Espátulas, espéculos, carátulas…

Una vez delgada flama
Una vez néctar nácar
Una vez núbil dátil
Una vez vértigo fértil.

Ósculos ópalos ágatas…

Con la sombra de los minutos
agotados los mares miran
los fuegos menos calientes
los hielos menos tibios.

Espectáculo, pacífico, magnífico…

Avivando los recuerdos al alba.
Sepultando las noches necias.
Por el castaño bosque tibio.
Los lenguajes del silencio.

Imbricados, imberbes, imbricados.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)

Si te gustó, ¡compártelo!