Archivo de la etiqueta: Abandono

Sin Mirar Atrás…… Se Fue


 Sin Mirar atrás partí aquella noche

 

 Te dejé solo y  abandonado

Te preguntaras, ¿Por qué? si siempre te he amado

¿Realmente fui yo la que te abandonó?

¿fui yo la que sin mirar atrás te dejó?

Te gustaría que fuera así pero no

sabes muy bien lo que sucedió

el motivo de mi desesperación.

 Solo seguiré mi camino

Sin tener algún rumbo fijo

Dejando tu lado vacío, pero ….

¿Será verdad que está vacío? Seguir leyendo Sin Mirar Atrás…… Se Fue

Si te gustó, ¡compártelo!

EL ABANDONO NOCTURNO

«Hace mucho tiempo que nuestra vida ha dejado de ser lo que era.
Abandonamos un mundo maravilloso al descubrir que podíamos subir un escalón más, ignorando que a medida que nos acercábamos a las estrellas, más difícil sería avanzar.
Ahora todo se derrumba.
Solo vemos el día para cumplir nuestras implantadas obligaciones. Solo vemos la noche para salir y divertirnos o descansar con el motivo de seguir con la rutina del día después. No nos damos cuenta de lo majestuoso, del cual formamos parte.
Mas, si queremos volver a recordarlo, volver a la armonía del origen; echemos un vistazo al cielo cuando la vida se deje ver al esconderse el sol. Escuchemos el sonido de la noche y sintamos su tranquilidad en nuestros corazones. Porque siempre ha estado ahí cuidando de nosotros, solo que lo hemos olvidado.
En este mundo somos los únicos que han alterado el juego, quebrantado el código de honor, no demos más razones de expulsión.
De esa forma, descubriremos de verdad el significado de la vida»

Si te gustó, ¡compártelo!

Desolación

Desolación

Recuerdo que era ayer…

Cuando la satisfacción de tu compañía,

Hacía corto el día

Y asomaba la sonrisa de mi anochecer.

Siempre se resiente el pasado

Cuando se actúa sin pensarlo,

Decisiones que hoy en día

Asoman las lágrimas mías.

Quitándole sentido a mi existencia,

Debo vivir en la connivencia,

Que el destino me ha trazado

Sigo atado al pasado

Resignación es la palabra ideal,

Que debes aplicar de forma leal,

Para conseguir un poco de respiro,

El recuerdo, vuelve con un suspiro.

Ahora en la soledad que me embarga,

Las noches se vuelven amargas,

Las horas pasan desapercibidas,

 Y la melancolía, no es bien recibida.

No se apaga un sentimiento enraizado,

Sigue en tu mente y corazón atado,

A esa situación, que día a día vivías,

Cuando la satisfacción de tu compañía, tenía.

Si te gustó, ¡compártelo!