Archivo de la etiqueta: Pasión

Soy Tuya

Soy la lluvia que  recorre tu fuego,

la niebla que desnuda tu pecho,

me desarmo ante ti bajo el cielo,

uno a uno espero tus besos.

 

Como un tigre blanco tu amor acecho,

bebo de tu boca, bebo de tus besos.
Soy como las hojas de un árbol en otoño,

soy como la brisa que toca el rio,

soy tu vida ante la muerte.

 

Mis huesos  inmóviles esperan tu calor,

cada uno de mis suspiros son tuyos,

cada centímetro que poseo te pertenece.
Tú eres mi salto a la verdad,

tus ojos son mi libertad, mi luz.

 

Ni el odio ni la envidia nos pertenecen,

somos solo amor puro…puro amor.

Soy tu mujer, tu esclava, soy tu noche  tu día.

Soy un mundo solamente para ti.

Si te gustó, ¡compártelo!

Quiméricos Ademanes… (Experimental Neosurrealista)

QUIMÉRICOS ADEMANES
(Experimental Neosurrealista)

Muchos charcos humean, liras de dulzura, con vapores de sangre
que cubren de negro y rojo al bañar flores, en el acompañamiento lejano,
pues no estoy capacitado para toda la partitura.
Sólo golpearé
con un puño piadoso a la ventana dura, donde un cuervo se pierde
en las rígidas puertas, y en el pardo campo sin batalla.

Y se hincha, blanquecino y ni hace falta rezar
y bajar la cabeza al desamor, herido, y rápido,
pues la pereza ya no daña… Ni siquiera el vientre de caballos
muertos, sus patas extendidas, en el último amanecer de los labios de la suerte.

Lejos la arrastra el río, con desesperación, mientras se hunde
en luctuosos puertos invernales, la campana cubierta de tristeza.
Tiempo abajo, de la bala líquida que veo bajo el pantalón
y la camisa de una culebrilla.
Su pecho es inocente , sin pagar ninguna sonrisa, como un niño,
y su cadena sin cadera,
es el tibio camino,
eclipsado que conduce
al jardín de todos los prismas de placeres.

Me tiñe con el arte, crucificado en vano
por la flor que se extiende,
por mi árbol de otoño sin ojal.
Por entre eternidades, con laurel en mano,
cuyo horizonte es voz doliente, que humea como fuego.

Arrastrándose por el terciopelo, rumoroso, membrudo, coposo de la noche…
Olvida que hubo la vida, en la sed del caminante,
en la nada incomprensible, donde llega a sufrir calor,
de olvidos de tinieblas, de sudar, en una ingenua contracción,
sentir la piel quemada,
desperezarse lentamente,
pese a que yo tenía unos cien años más,
de jardín sin armonía que otros pasajeros,
del puente y las gargantas secas
pese a que eran obvios la plata grata, y al rato en una catarata dar la vuelta,
con la indolencia de la satisfacción.

Que la vida habrá, de terso pasto, olvida…
Se arrastran en sus inflexibles momentos,
angélicos desde los campos melancólicos de las cavernas,
sin las tinieblas nocturnas…

Cuando se emborrachan con aire y se juran amistad,
conversan con la brisa mezquina y cínica,
y despiadadamente un león se siente ya conejo en su congoja.

Y aunque la vida siga
de un cuerpo desterrada,
en la calma insomne de tarde blanda,
y aunque de esmeralda la espalda,
extraviada en mitad de la feria,
me mira sin piedad de cielo salvaje,
y te marchas,
cargada de maletas, sin pañales, sin tu mar más querido,
ni señas ni remite de ambición ni maldad.

El instante quedó,
en su puro albor pálido,
en la vigilia del espejo
como sombra del tiempo,
hasta el amanecer. Luego, entregados a la pasión,
tornillos, sauces, de ilusión y a escala,
trabajan cual necios sin remedio.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.

Si te gustó, ¡compártelo!

Noche De Magia

Abro la puerta de la casa y ahí el aroma mueve mis neuronas,

subo hipnotizado hasta el cuarto donde no cabrán derroches

y te encuentro esperándome como una santa demonia,

se desencadenan mis ganas con tus ganas a alta relevancia,

se alinean las constelaciones y empieza el apocalipsis,

rompemos los termómetros con  feroces sustancias,

que salen del infierno y se convierten en nuestro elixir,

Houston tenemos un problema con el Armagedón,

explosiones solares cuando las lluvias de meteoros impactaron,

los latidos como marea alta se escuchan por su fervor y dictan que las almas en perfecta sincronía se enlazaron.

Si te gustó, ¡compártelo!

Poema: Emoticón Romántico

Una pequeña carita para

Expresar mi amor, que

Solo lo puedes ver tu en

Privado.

Un icono para demostrar

En un mensaje sencillo

Todo lo que tú me haces

Sentir y reaccionar.

Desde una carita amarilla hasta

Animalitos. Todos con un corazón

Para demostrar que tú tienes el

Mío.

No lo tomes a mal si

Solo te mando eso en

El mensaje, solo que

Para mi es difícil expresar

Tan sentimientos puros

Que me sonrojas aun

En mis pensamientos.

¿Genio o moda? el que

Invento el emoticón, porque

Ha salvado las

Torpezas de los

Enamorados.

Romance
Emoticon romantico
Si te gustó, ¡compártelo!

Pasión Desencadenada

Al verte de violeta y bien vestida
con hermosa y sutil delicadeza
me muestras tu figura y gran belleza
como una fina flor y bien cuidada.

Yo deseo tenerte entre mis brazos
y que mi sangre apague, sacie y calme
el fuego que nos quema y aun consume
a nuestras almas entre fogonazos.

Tu en mi desencadenas este vicio,
mas para no caer en el acoso,
del amante que pierde el sano juicio,
al vivir una vida en el exceso,
yo voy a amarte mucho más despacio,
hasta que nos despierte cada ocaso.

Si te gustó, ¡compártelo!