Todas las entradas de: Edu

Yavhe

Te explico muy resumidamente; Satanás y Yahvé son lo mismo. Enlil y An. Ambos seres adoptaban el rol de cada uno, según la conveniencia del momento, a la hora de presentarse al hombre. El Dios sumerio AN, adoptaba el rol de Yahvé, a veces Enlil era también Yahvé. Sin embargo, creron luego un segundo personaje, un ANTAGONISTA, que sirviera para dar más juego sobre el bien y el mal. Ese fue SATANAS, que era indudablemente ENLIL. Eso se ve muy bien en el libro de Job, que ambos “juegan” a ser dios y el diablo, pero son aliados. Pero que pasa con Lucifer? Pues que no tiene absolutamente nada que ver con satanás. Yo ya piqué el anzuelo una vez , creyendo el cuento de la religión católica que mezclan a satanás con lucifer. Lucifer era ENKI, al cúal satanizaron , pero en su mismo nombre “El Portador de la Luz”, ya te lo dice todo. Enki=Lucifer fue el dios griego prometeo, que arrebató la luz, el fuego del conocimiento a los dioses, para entregarlo al hombre y se rebeló contra sus decretos. Arriesgando su vida en pro de ayudar a la humanidad. Solamente Enki y los suyos, (los ángeles caídos o Igigi) fueron los únicos que tenían una genética Kadistu que les acercaba más a la fuente de amor cósmica original, y cedieron a los instintos básicos del reptil , de las razas gina´abul. Los instintos por la sangre, la dominación y todo eso cedió, y dió paso a un amor incondicional por los seres humanos. Enki los había “re-creado”, se sentía su “padre”. Y los Igigi (Los Vigilantes) , que eran de su estirpe de sangre, también amaban al hombre. Sabes porque? Pues debido a que su misión era VIGILAR al hombre, controlarlos, bajo el mando del líder ENLIL. Pero que ocurrió? Pues como decía Khrisnamurti… “No hay diferencia entre el observador y lo observado”… Aquello que vigilaban, lo acabaron amando… porque vieron semejanzas, descubrieron el lado bueno del ser humano y tomaron la decisión de amarlo y protegerlo. No podían seguir viviendo, contemplando la gran esclavitud a que eran sometidos. Y se rebelaron. Por eso la iglesia los demonizó… y dió por “buenos” a los del bandod e Enlil. Favorecieron a los vencedores. Ahora e smomento de explicar lo que sucedió realmente…. Y quién es quién en toda esta historia…?

Si te gustó, ¡compártelo!

La Rata

Vivía en un granero una Rata, la cual solía ir a buscar su alimento a la casa de los granjeros. Luego de un tiempo estos señores tomaron la decisión de colocar una trampa con el fin de casarla, ella al darse cuenta del peligro inminente corrió a avisarle a los demás animales.
En su ida frenética se encuentra con la gallina y le dice: Gallina! Gallina! Hay una trampa en la casa. La gallina solo se digno a reír y le dijo que en que le afectaba a ella. La rata desilusionada no perdió la Fe y siguió buscando animales a quien confiarles lo que para ella era un peligro, así se encontró a la vaca la cual comía plácidamente en una esquina, con la esperanza de ser escuchada le dijo: Vaca, hay una trampa en la casa ¿Que haremos?. Y la vaca simplemente le dijo que a ella no le importaba.
La rata perdió las esperanzas y no siguió buscando.
Pasaron los días y la rata sabiendo del peligro hacia caso omiso al olor del queso que emanaba de la trampa. Pero nadie sospecho que por esas casualidades una serpiente cayo en la trampa. La esposa del granjero al levantarse y disponerse a ir a la cocina pasa al lado de la serpiente, la cual la muerde instantáneamente. Con las Horas incrementa el dolor y la mujer debe ser acostada, al ver que no mejoraba, el esposo tomo la decisión de ir a por la gallina para darle un “caldito” a ver si se reponía. Pero esto fue en vano, al cabo de dos días la mujer muere producto del veneno.
Al no tener con que costear los gastos del funeral y posterior entierro, el granjero toma la decisión de matar la vaca y vender su carne, pieles y demasíes para costear los gastos…

Moraleja de la Historia: Nunca ignores ni por mas pequeños que sean los problemas de los demás, a veces simplemente el hecho de escuchar sus quejas y miedos, puedes ayudarte a ti mismo y prevenir un hecho que a futuro te podría traer consecuencias.

Si te gustó, ¡compártelo!