Archivo de la categoría: Relatos

Por El Fuego Del Cristal… (Neosurrealista)

POR EL FUEGO DEL CRISTAL
(Texto Experimental Neosurrealista)

Dónde el núbil fuego adorna
su deseo que tiembla
ciego el viento de opaco
nublado borrascoso en el
espejo de los secretos…

Con todos sus inconvenientes, el amor fortalece el latir
de los corazones débiles, que dan cuenta de sus labios
enrojecidamente peligrosos, con toda su habilidad y sus
jugos explosivos, que cultivan con los años, las defensas
que terminan en un callejón sin salida, como prueba el
mar al peinar la jungla, fabricante de ilusiones entre noches
de pomadas sobrevivientes, que abren horizontes alegres
armados del crecimiento, que ofrece ventanas de peltre.

Por la música de nácar
el instante ha cesado
en la infancia del otoño
escribiendo al viejo
invierno de núbil nieve…

Porqué el sucio camino serpentea hasta la cumbre rosa,
que se asoma entre la inusitada pastura, con las astas
que apuntan al cielo altamente desarrollado, en la roca
en su esfuerzo por ser esponja, con el impulso de una
cuadra, patrullando la playa de un kilómetro, que a nivel
de la calle no se siente, ni más abajo de él, para mostrar
el respeto debido, que derrama su verdad cruenta, dentro
de una canasta de seis milímetros de diámetro…

En la memoria
de la mirada silencia
una libélula canta
al último trineo
¡Qué trina qué truena!…

En cada detalle del nuevo colchón, que reconoce la tarde,
por la exquisita extensión del cilindro, en perfecto trance
de equilibrio, y sorprendente actuación, al trepar los árboles,
y fotografiar los orangutanes cara a cara, muy baratos, y
entre un montón de pelambre enmarañado… ¡Por el fuego
del cristal!… Dada la baja densidad del incremento de los
quesos, en la incesante cornucopia de los suculentos osos,
por estar ahí la bonanza del cristal tropical fuego…

En el alma que suspira
por los bienes fugaces
campanas arcanas
de fúlgido atavío
¡Por el ardor vidrioso!

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez
Del texto y de la imagen.

Si te gustó, ¡compártelo!

AMOR IMPOSIBLE

Tu eres la persona que esperaba en mi vida, tu piel blanca, tus hermosos ojos; los cuales me incitan a perderme en un mar, tu pelo negro que cae como cascada.

Me encuentro al borde de la desesperación y locura, deseo que me mires como lo ves a él, con ese brillo en tu mirada, con la hermosa sonrisa que se te forma al verlo llegar.

Pero se que es imposible que esta historia de amor que estoy formando en mi imaginación se haga realidad, por ese motivo te dejo libre.

Y así poder ser feliz solo con verte.

 

TE AMO

Si te gustó, ¡compártelo!

Rasgos De Sangre

Capitulo 10.-
Revelaciones.

El inmenso tornado creado por Shoen comenzó a arrazar con la base elemental.
Hasuka fue arrastrada por las fuertes corrientes de aire creadas por el tornado, y un árbol que también se encontraba girando entre los escombros la golpeó en la cabeza y aunque tenía puesto su casco el golpe la había dejado inconsciente.
Arturo vio a Hasuka entre los escombros que giraban violentamente al rededor de ella, pero antes de que se transportara Ross lo tomó de la armadura.
Ambos quedaron a centímetros de Hasuka, sin embargó las fuertes corrientes no les permitieron tomarla, y los escombros que se encontraban volando junto a las fuertes ráfagas de viento eran demasiado peligrosos, así que Ross volvió su cuerpo pesado para intentar escapar del tornado, sin embargo no funcionó. La fuerza que ejercía el viento sobre ellos era bastante pero Arturo no quería regresar a tierra firme sin Hasuka.

– Debemos volver Arturo, o termináremos muertos.

– No puedo regresar sin Hasuka. Lo siento Ross.

En ese momento Wood llegó al campo de batalla, y creó un par de raíces de árbol enormes, que salieron desde el suelo e intentaron frenar el violento tornado, pero no tuvo resultado. Se dirigió lo más rápido que pudo hacia la ciudad, y se encontró con Waldrius.

– Voy a necesitar tu ayuda Waldrius, si ese tornado no es detenido ahora morirán muchos soldados elementales y civiles.
¿En qué estaría pensando Shoen al crearlo tan cerca de la ciudad.

– Rey Wood, el general Shoen fue herido en batalla, creó ese tornado como método de distracción para escapar y ayudar a evacuar a los ciudadanos de Mandrágora, pero el tornado tomó el rubo contrario y viene directo a la ciudad. Ni siquiera Grant pudo detenerlo.

– Pero tu y yo si…

NO TE PIERDAS ESTA FANTASTICA NOVELA ONLINE DE ACCIÓN Y FANTASÍA.
VISITA:
https://cuentos-historias-relatos-y-novelas.blogspot.com/?m=1

Si te gustó, ¡compártelo!

Rasgos De Sangre

En un mundo donde dos civilizaciones son completamente diferentes, los problemas raciales craen una guerra con el pretexto de que salvarían al planeta de la contaminación que generaba una de estas razas…
No se pierdan esta fantástica novela online, el capítulo 9 acaba de salir, les dejo el link:
https://cuentos-historias-relatos-y-novelas.blogspot.com/?m=1

Si te gustó, ¡compártelo!

“El Lobo Que Aullaba Al Sol”

En las montañas al norte de México, entre las varias manadas de lobos, había uno muy especial, solía siempre estar distante a su manada, prefería pasar el día en soledad, solo se integraba durante las noches de caza.

Su pelaje era muy bello, conformado por tres bellos colores, el café, que era el que predominaba, le seguía el blanco  y un poco de negro cercano a las patas, pero había un cuarto color, entre el profundo café se asomaban algunos pelos de color plata, tal como si fueran canas en su lomo, sin mencionar sus bellos y profundos ojos de un café muy bello y claro, que al verlos de cerca parecieran solamente miel.

La manada era perfecta, incluso sus tres crías ya eran parte de la misma; los dos machos tenían su mismo color de ojos, pero un pelaje un tanto más oscuro, obvia mente sin las canas en el lomo, pero la hembra no, ella tenía un pelaje muy bello, un tanta más claro, tan claro como el color del ocaso y unos ojos muy bellos, de un café muy profundo, nada parecido a sus hermanos ni padre… Ella era la viva imagen de su madre, la cual siete meses antes había sido asesinada con dos disparos de un cazador que anduvo por la zona de la manada, el cual después de dispararle y ver a la manada huir, no recogió el cuerpo de la bella loba, lo dejo atrás al marcharse, tal parece solo le gustaba el disparar al objetos en movimiento y más si estos estaban vivos. El gran lobo de los ojos de miel dejó a sus crías resguardadas al ir a buscar el rastro de su pareja un par de horas después de que todos huyeran del cazador, para su desgracia fue terrible lo que encontró, era su pareja, viva, tirada, sufriendo y sangrando. Una bala había dado por la parte trasera del lomo un poco por encima de la cola y la otra atravesó de lleno por un costado. Él solo escuchaba el llanto de la hermosa loba, trató de ayudarla a levantar con su hocico, pero ella lloraba aún más, sufría, le dolía demasiado, él lobo solo se acostó al lado de ella para acompañarla una última vez mientras veían la puesta del sol reflejada en esos bellos ojos color café, pues sabía que debía regresar a donde estaban resguardadas sus crías de tan solo un mes, pues sabía que estas aún no sabrían salir a cazar por sí mismos ni ayudar en las noches de caza.

Ya habían pasado cinco meses desde el lobo comenzó a actuar de ese modo, en las mañanas distante a la manada y por las tardes muy cercano a sus crías, pero especialmente cercano a su cría hembra, a la cual cada noche de caza siempre mantenía por detrás de él.

Cada día es menor el sonido de su aullido vespertino, el cual le recuerda el último instante del sol reflejado en los ojos de su pareja, pero el matutino sigue resonando muy fuerte, más cuando lo hace cerca de sus crías, ya que estas son el nuevo sol de su vida.

 

Si te gustó, ¡compártelo!