Archivos de la categoría Teenagers

Infidelidad

Infidelidad

Si, lo sé… tienes a otra.
No me lo niegues,
lo veía venir…
tanta amargura,
tanta hipocresía,
y tanta tolerancia de parte mía.

No digas nada, ya lo sé todo.
Te dí mis mejores años,
pero no me arrepiento.
Tengo en mis manos el fruto
del amor que un día sentiste,
eso es lo que más me importa
y tu tendrás el alma triste.

El dolor pasará, lo sé…
mañana recordarás mis caricias,
yo tu traición.
Llorarás por lo que perdiste,
reiré por lo que entregué.
Tu, perdiste.
Yo, gané…
pues mi alma está intacta.
Si… yo nunca te traicioné.

Mañana será otro día,
a alguien conoceré
y esta vez tendré presente
que no le descuidaré,
con experiencia en el dolor
lucharé , no renunciaré
y me aseguraré
de que me amen como amo
y en la mejor
me convertiré.

Algún dia me verás feliz,
acompañada o sola.
Sé que de esta me levanto,
siempre he sido luchadora.
No he perdido mis principios,
respeto a las otras personas,
me entrego sin condiciones,
pero más precavida ahora.

Soy toda una mujer,
no me dejo amedrentar,
aunque ahora no esté bien,
estoy segura que después…
lograré olvidar …
lograré perdonar…
y lograré ver todo aquello
que hoy ven los demás.

Aunque ahora esto me ahoga,
seré fuerte y consecuente.
El daño ha sido grave,
pero el corazón sabe sanar.
Mi alma está destrozada,
pero Dios me ayudará.
Me siento despedazada,
estoy en lágrimas bañada,
pero mi vida renacerá.

Escribiendo estas palabras
siento que soy fuerte.
A muchas han traicionado,
pero han logrado sanar.
Acongojada me encuentro,
sé que lograré salir
del infierno que camino
y que nó pude prevenir.

Adelante seguiré,
buscaré un nuevo sendero.
Sé que fácil no será
y que no cumpliré
mis sueños contigo…
porque eso si te digo
hasta aquí llegué contigo.

Ahora de ti me despido,
siéntete satisfecho,
pues tuviste a una mujer
que te daba todo
desde muy adentro de su pecho.
Hice todo lo que pudo
para que fueras feliz,
sin saber que eras canalla,
que eras un hombre ruin.

Tu tranquilo, mi querido,
que más tarde que te temprano,
a tu vida llegará
el dolor que cultivaste,
por tanto hacerme llorar.

 

 

 

Si te gustó, ¡compártelo!

Las Consecuencias

Las consecuencias de la desobediencia

Una forma diferente de conocer las consecuencias de la desobediencia.

La siguiente historia nos habla de “El Padre bueno y el Padre Malo” y de sus hijos; son historias similares, pero con un final diferente. Cada uno tiene un hijo adolescente, los cuales conocerán en carne propia las consecuencias de no obedecer el consejo y dirección de su padre.

El primer padre le dice a su Hijo:
-Hijo, ten cuidado con esa maquinaria, no la sabes usar y puedes lastimarte
-El hijo le dice: papá, siempre me estás corrigiendo, qué problema puede haber, Yo se manejar la máquina.
-El padre le dice, no, es delicada, no te acerques.
-El hijo desobedece, comienza a operar la máquina, se resbala y una parte le agarra una mano, a arrastrándolo hacia adentro y lo está destrozando.
-El padre corre a auxiliarlo, detiene la máquina, lo saca y lo lleva corriendo al hospital.
-El hijo grita de dolor, grita ayúdame, me muero.
-El padre le dice, mira lo que te ha sucedido por tu desobediencia, que problema tan grande me has buscado, espero llegar a tiempo para que no te mueras.

Llegan a tiempo al hospital, lo atienden de emergencias, salvan al muchacho, pero pierde su brazo completo.Inmediatamente el hijo despierta, el padre lo ve y le dice:
-Mira lo que has hecho, ahora eres un inválido, solo me serás una carga.
El joven ahora es un hombre solo, que no pudo superar las heridas causadas. Sobrevive pidiendo en las calles.

El Segundo padre le dice a su Hijo:
-Hijo, ten cuidado con esa maquinaria, no la sabes usar y puedes lastimarte
-El hijo le dice: papá, siempre me estás corrigiendo, qué problema puede haber, Yo se manejar la máquina.
-El padre le dice, no, es delicada, no te acerques.
-El hijo desobedece, comienza a operar la máquina, se resbala y una parte le agarra una mano, va arrastrándolo hacia adentro y lo está destrozando.
-El padre corre a auxiliarlo, detiene la máquina, lo saca y lo lleva corriendo al hospital.
-El hijo grita de dolor, grita ayúdame, me muero
-El padre le dice, No te preocupes hijo mío, resiste, todo saldrá bien, sé valiente, esfuérzate, te prometo que voy a llegar a tiempo, te salvarás hijo mío, sabes que te amo, resiste.

Llegan a tiempo al hospital, lo atienden de emergencias, salvan al muchacho, pero pierde su brazo completo. Inmediatamente el hijo despierta, el padre lo ve y le dice:
-Hijo mío, no te preocupes, buscaremos una salida, buscaré todo lo que la ciencia ha avanzado para que esto no te afecte. Nada de esto será una limitante para ti, sabes que eres muy inteligente y valiente, y serás un gran hombre, prometo ayudarte en todo lo que esté a mi alcance.

El joven ahora es un hombre próspero, profesional, y con su familia; que ayuda a otros a que no se limiten por sus problemas físicos. Sino que los ayuda a buscar el potencial que tienen en sus mentes, sus cuerpos y no enfocarse en sus limitaciones.

Como observamos en ambas historias, podemos ver el desenlace de lo que puede suceder cuando la desobediencia puede cambiar totalmente lo que está diseñado para nosotros y nos desvía, llegando a transformar una vida de paz en vivir inconvenientes serios que acarreamos como consecuencias de nuestro proceder.

El hacer la voluntad del Padre nos llevara por un camino recto, de lo contrario, pasaremos por experiencias amargas, pero si nos dejamos guiar, a pesar de esos errores, el Padre nos volverá a llevar hasta colocarnos de nuevo donde es mejor para nosotros.

Igual que Dios, Su Misericordia siempre estará para confortarnos, su amor no fallará, nunca nos faltará.

Pero, como podemos ver también en las dos historias, los dos hijos sufrieron las mismas consecuencias, aunque el hijo del padre misericordioso logró superarse, el caso es que realmente se quedó sin un miembro importante de su cuerpo, tuvo que esforzarse mucho más que los demás para poder lograr sus metas, enfrentar burlas, juicios, reaprender a hacer todo con un solo brazo, y cambiar su manera de pensar y de actuar y por todo lo bien que está ahora, realmente sufrió la gran consecuencia de su desobediencia.

Su padre lo ayudó y confió en que superaría todo lo que le paso, olvidó su desobediencia y le dio una nueva oportunidad con más amor que antes para poder llevarlo a ser un hombre de bien, pero su hijo pagó las consecuencias de su propia desobediencia.

Quizás si no pasa por este accidente y continúa siendo como era, es muy posible que no sería tan próspero en todos los sentidos; este accidente le dio cosas aún más extraordinarias de lo que había pensado, ya no tenía el dolor, y había transformado su vida,.…pero no le devolvieron el brazo.

Dios tiene misericordia de nosotros, pero las consecuencias son nuestras.

  • Me perdona, pero Yo no recuperare el tiempo perdido.
  • Me perdona, pero Yo soy quien tiene que sanar las heridas.
  • Me perdona, pero yo tendré que pedir perdón
  • Me perdona, pero yo tendré que dar la cara
  • Me perdona, pero yo tendré que olvidar y reaprender
  • Dios me perdona, pero yo tendré que esperar a que los demás confíen de nuevo en mí.
  • Me perdona, pero yo tendré que adaptarme de nuevo a …
  • Me perdona, pero yo tendré que hacer algo diferente para tomar el camino
  • Me perdona, pero yo vivo con las consecuencias de mi error.

Dios siempre estará presente para ofrecernos su mano y su ayuda, y su salida es la mejor salida, él se encargará de ubicarnos nuevamente y lograr un mejor porvenir.

Como seres humanos tendemos a fallar y caer bajo la tentación, Dios sabía que esto podía pasar, por esto tenemos a su Hijo Jesucristo como abogado, si caemos él se encargará de defendernos para que no nos quedemos en ese estado, sino para levantarnos de nuevo. Solo que si caemos alguna consecuencia tendremos.

1 Corintios 10:13: No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación LA SALIDA, para que podáis soportar.

Es necesario que con más diligencia atendamos a las cosas que hemos oído, no sea que nos deslicemos. Porque si la palabra dicha por medio de los ángeles fue firme, y toda transgresión y desobediencia recibió justa retribución, ¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande? La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que oyeron”

Clarissa Peralta

Si te gustó, ¡compártelo!

Dime ¿que hacemos?

Dime que hacemos, ni te amo ni me amas, no te conozco ni me conoces, ¿qué hacemos entonces? Que nos queda acaso si después de intentarlo, de probarnos y saborearnos descubrimos que no somos lo suficiente el uno para el otro. Qué pasa si tus dulces y salados no son suficiente para mi paladar, y si tu exquisito paladar no soporta mis idas y venidas. Qué hacer si no nos soportamos pero nos queremos, si aun a pesar de todo mis ojos te ven grande, maravilloso y esplendido, y tu mirada callada me dice lo que tus labios nunca alcanzaron a pronunciar. Dime, porque yo no soportaría perderte aunque no te tengo, no alcanzaría la vida para disfrutarla contigo aunque no lo quiero. Y si nos retamos a intentarlo de nuevo, y si nos vemos a los ojos, tú con tu cielo y yo con mi tierra, nos miramos nuevamente, a través de lo erróneo, sin ver lo demás, solo tu alma y la mía, aunque no lo creas. Porque a pesar de no ser el uno para el otro, sin importar que tú seas sol y yo luna, valdría la pena mirarnos otra vez, como dos aves que después de millas se encuentran como la primera vez, misteriosas y alegres, porque a tu lado solo podría encontrar la primera vez cada día. Porque te desconozco cada día, y tú me recuerdas cada noche.

Si te gustó, ¡compártelo!

Mi vida.

Hola, mi nombre es Samantha,pero podéis llamarme Sammy, tengo 16 años, y bueno soy de una ciudad muy conocida, pero que para mi no lo es tanto, y os preguntaréis ¿Por qué? Muy simple por temas de trabajo tuve que mudarme, obligada por mis padres obviamente, por que una chica de 16 años en plena adolescencia, lo que menos quiere es irse lejos de sus amigos. Pero quizás esto sirva para darme cuenta de quien de verdad importa, y sobre todo a quien le importo. Obviamente, no voy a  basar esta primera entrada a como me siento por tenerme que ir tan lejos, que va, simplemente os contaré como me siento, quien soy y a donde quiero llegar. Espero no aburriros mucho.

Si te gustó, ¡compártelo!

Lleno de ti

Abro mis ojos, un día más en mi vida, que diferente era, como te puede cambiar la vida…..

Llegas a mi pensamiento, en una tormenta de ideas, de recuerdos, de sensaciones, llenas mi mente, mi cuerpo,  mi corazón, mi alma, cierro nuevamente mis ojos, estás nuevamente allí, tu sonrisa ilumina mi mundo y llena de colores mis pensamientos, eres la dueña de ellos, absolutamente!

Tu sonrisa me da fuerza, me levanto, te veo en cada lugar de nuestra casa, de nuestro refugio, te siento cerca, aún cuando estás lejos, aún cuando nuestro orgullo bloquea nuestro inmenso amor.

te extraño, te veo a mi lado, sonrío nuevamente, mirarte es relajante, me transporta a lugares a momentos, me llena de energía, de esa energía que sólo las personas maravillosas, únicas y puras emanan, cierro mis ojos nuevamente, esta vez para agradecer por ti

por fin lo hago, te abrazo,  en ese momento, en ese único y potente momento dejo este mundo, me transportas, me elevas, me llevas a una parte mejor, siento como me conecto contigo, siento como fluye este amor, siento lo vacía que era mi vida sin ti, sonrío nuevamente, no te puedo soltar, abro mis ojos, respiro, tu fascinante olor entra por todos mis poros, me lleno de ti y soy feliz.

Si te gustó, ¡compártelo!